Nuevas recetas

Los Hot Cross Buns de April Bloomfield regresan a The Breslin para la temporada de Pascua

Los Hot Cross Buns de April Bloomfield regresan a The Breslin para la temporada de Pascua

A partir del sábado 21 de marzo, la chef April Bloomfield volverá a ofrecer bollos cruzados calientes caseros para la temporada de Pascua.

Los bollos calientes cruzados de The Breslin, que se comen tradicionalmente el Viernes Santo, estarán disponibles hasta el Domingo de Pascua, el 5 de abril.

A partir del sábado 21 de marzo, la chef April Bloomfield volverá a ofrecer bollos cruzados calientes caseros para la temporada de Pascua.

Los bollos cruzados calientes de The Breslin, que se comen tradicionalmente el Viernes Santo, estarán disponibles hasta el Domingo de Pascua, el 5 de abril.

Los pedidos (disponibles para llevar por media docena por $ 20) deben realizarse enviando un correo electrónico al adorablemente llamado [email protected] para solicitar un formulario de pedido, que debe llenarse y devolverse antes del mediodía del día anterior a su intención de recogerlos. .

Los pedidos se empaquetarán en una caja de regalo y se pueden recoger en el stand de anfitriones de The Breslin entre las 3 p.m. y 7 p.m.

Por cierto, para disfrutarlo adecuadamente, Bloomfield recomienda que tueste los bollos y los unte con mantequilla fresca y sal en escamas.

Como recordatorio, April y su sous chef Edie Ugot serán los anfitriones de Filipino Night el lunes 23 de marzo en The Spotted Pig.

Espere platos tradicionales filipinos que honran la herencia de Edie junto con el menú a la carta habitual, además de postres filipinos y cerveza San Miguel.


Los Hot Cross Buns de April Bloomfield regresan a The Breslin para la temporada de Pascua - Recetas

Octubre está dedicado por la Santa Madre Iglesia a Nuestra Señora y su Rosario, por lo que también se dedican las entregas de octubre del Sábado de Nuestra Señora.

El Santo Rosario,
por el Papa León XIII

Acepta, poderosa doncella, te suplicamos,
Esta oración con su fragancia de flores
Con un alma buscamos así llegar a ti
Y te saludo, Madre de Dios y nuestra.

Tu corazón se alegra con nuestras oraciones
Tu generosidad es generosa y sabia
Tus manos se enriquecen para transmitir
Lo que proporciona la tierna misericordia de Dios.

Nos arrodillamos ante tus santuarios en las iglesias
Oh, mira suavemente hacia abajo desde arriba
Y da la bienvenida al corazón que luego busca
Por dignas expresiones de amor.

Que otros presenten valiosos ataúdes
De gemas o altares de oro amontonados
Pequeñas cuentas de oración nos servirán de cestas
Para traerte la guirnalda que sostienen.

Con violetas moderamos humildemente
Esta corona, y con estas se combinan
Rosas rojas: nuestra fe en la Pasión
Con los lirios de la Castidad entrelazados.

Nuestras mentes, mientras los misterios varían,
Están activas nuestras manos juegan su parte
Y siempre tu nombre, Santa María,
Expresado a menudo, alegra el corazón.

Estar con nosotros confiamos en ti para guiarnos
A lo largo de la vida, y cuando trabajas aliento
Al final busca tu ayuda, ven a nuestro lado
Para ayudar en la hora de nuestra muerte.

Papa León XIII
Robert, Cirilo, Alabanza de Nuestra Señora en Poesía,
Poughkeepsie, Nueva York: Marist Press, 1944.

Viernes, 26 de octubre de 2007


El anuncio pascual, de la misa de vigilia
(Latín e inglés de diferentes fuentes y en diferentes formatos)

¡Regocíjense, potencias celestiales! ¡Canta coros de ángeles!
¡Alégrate, toda la creación alrededor del trono de Dios!
¡Jesucristo, nuestro Rey ha resucitado!
¡Toquen la trompeta de la salvación!

Alégrate, tierra, en resplandeciente esplendor,
radiante en el resplandor de tu Rey!
¡Cristo ha vencido! ¡La gloria te llena!
¡La oscuridad se desvanece para siempre!

¡Alégrate, Madre Iglesia! ¡Regocíjate en la gloria!
¡El Salvador resucitado brilla sobre ti!
Deja que este lugar resuene de alegría,
¡Haciendo eco del poderoso cántico de todo el pueblo de Dios!

Mis queridos amigos,
de pie conmigo en esta luz santa,
únete a mí para pedirle a Dios misericordia,
para que le dé a su indigno ministro
gracia para cantar sus alabanzas pascuales.

El senor este contigo.
Y tambien contigo.
Levanten sus corazones.
Los elevamos al Señor.
Demos gracias al Señor nuestro Dios.
Es correcto darle gracias y alabarlo.
Es verdaderamente correcto que con el corazón, la mente y la voz llenos
debemos alabar al Dios invisible, el Padre todopoderoso,
y su único Hijo, nuestro Señor Jesucristo.
Porque Cristo nos redimió con su sangre,
y pagó por nosotros el precio del pecado de Adán a nuestro Padre eterno.

Esta es nuestra fiesta de pascua,
Cuando Cristo, el verdadero Cordero, sea inmolado,
cuya sangre consagra los hogares de todos los creyentes.

Esta es la noche,
cuando salvaste a nuestros padres por primera vez:
liberaste al pueblo de Israel de su esclavitud,
y los condujo calzados en seco por el mar.

Esta es la noche,
cuando la columna de fuego destruyó las tinieblas del pecado.

Esta es la noche
cuando los cristianos en todas partes,
limpios de pecado y libres de toda contaminación,
son restaurados a la gracia y crecen juntos en santidad.

Esta es la noche,
cuando Jesús rompió las cadenas de la muerte
y se levantó triunfante de la tumba.

Que bueno hubiera sido la vida para nosotros
¿No había venido Cristo como nuestro Redentor?

Padre, ¡qué maravilloso es tu cuidado por nosotros!
¡Cuán ilimitado tu amor misericordioso!
Para rescatar a un esclavo, entregaste a tu Hijo.

Oh feliz falta, oh pecado necesario de Adán,
que ganó para nosotros un Redentor tan grande!

La más bendita de todas las noches
escogido por Dios para ver a Cristo resucitar de entre los muertos!

De esta noche la escritura dice:
"La noche será tan clara como el día:
se convertirá en mi luz, mi alegría ".

El poder de esta noche santa disipa todo mal,
lava la culpa, restaura la inocencia perdida,
trae alegría a los dolientes
echa fuera el odio, nos trae la paz,
y humilla el orgullo terrenal.

Noche verdaderamente bendecida
cuando el cielo se casa con la tierra
¡y estamos reconciliados con Dios!

Por tanto, Padre celestial, en el gozo de esta noche,
recibe nuestro sacrificio vespertino de alabanza,
ofrenda solemne de tu Iglesia.

Acepta este cirio de Pascua,
una llama dividida pero intacta,
una columna de fuego que resplandece para la honra de Dios.

Deja que se mezcle con las luces del cielo
y seguir ardiendo valientemente
para disipar la oscuridad de esta noche!

Que la estrella de la mañana que nunca se pone
encuentra esta llama aún ardiendo:
Cristo, esa estrella de la mañana,
que volvió de entre los muertos,
y derramó su luz pacífica sobre toda la humanidad,
tu Hijo, que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

Exsultet iam angelica turba caelorum: exsultet divina mysteria: et pro tanti Regis victoria, tuba insonet salutaris. Gaudeat et tellus tantis irradiata fulgoribus: et aeterni Regis splendore illustrata, totius orbis se sentiat amisisse caliginem. Laetetur et mater Ecclisia tanti luminis adornata fulgoribus: et magnis populorum vocibus haec aula resultet. Dominus vobiscum.

Gratias agamus Domino Deo nostro.

Vere dignum et iustum est, invisibilem Deum Patrem omnipotentem, Filiumque eius unigenitum, dominum nostrum Iesum Christum, toto cordis ac mentis impactu, et vocis ministerio personare. Qui pro nobis aeterno Patri Adae debitum solvit: et veteris piaculi warningem pio cruore detersit. Haec sunt enim festa paschalia, in quibus verus ille agnus occiditur, cuius sanguine postes fidelium consecrantur. Haec nox est, in qua primum patres nostros, filius Israel eductos de Aegypto, Mare Rubrum sicco vestigio transire fecisti. Haec igitur nox est, quae peccatorum tenebras columnae illuminatione purgavit. Haec nox est, quae hodie per universum mundum en Christo credentes, a vitiis saeculi et caligine peccatorum segregatos reddit gratiae, sociat sanctitati. Haec nox est, in qua, destructis vinculis mortis, Christus ab inferis victor ascendit. ¡O mira circa nos tuae pietatis dignatio! ¡Oh inaestimabilis dilecti o caritatis: ut servum redimeres, Filium tradidisti! O certe necessarium Adae peccatum, quod Christi morte deletum est! ¡Oh felix culpa, quae talem ac tantum meruit habere Redemptorem! In huius igitur noctis gratia, suscipe, sancte Pater, laudis huius sacrificium vespertinum: quod tibi in hac cerei oblatione sollemni, per ministrorum manus de operibus apum, sacrosancta reddit Ecclesia. Oramus ergo te, Domine, ut cererus iste in honorem tui nominis consecratus, ad noctis huius caliginem destruendam, in deficiens perseveret. Et in odorem suavitatis acceptus, supernis luminaribus misceatur. Flammas eius lucifer matutinus inveniat. Ille, inquam, lucifer, qui nescit occasum: Christus Filius tuus, qui, regressus ab inferis, humano generi serenus illuxit, et tecum vivit et regnat in saecula saeculorum.


Trifles de tiramisú de limón y arándano

Ingredientes:

  • 2 limones frescos, exprimidos y rallados
  • 2 cucharadas de licor de Limoncello
  • 1 envase de 17.6 oz de yogur griego natural
  • 1/2 taza de cuajada de limón preparada
  • 1/2 taza de azucar
  • 30 bizcochos
  • 1 1/2 tazas de arándanos frescos

Combine el jugo de limón y el Limoncello, luego reserve. Reserva la ralladura de limón para agregar más tarde.

En un tazón con una batidora eléctrica, mezcle el yogur, la cuajada de limón y el azúcar, batiendo hasta que esté bien mezclado. Corta cada bizcocho transversalmente en 3 pedazos.

Coloque 5 trozos de bizcocho en cada una de las 9 copas de vino o tazones pequeños, luego rocíe cada porción con aproximadamente 1 cucharadita de la mezcla de Limoncello.

Vierta 1 cucharada de arándanos, luego cubra con 2 cucharadas de mezcla de yogur en cada vaso. Repita las capas, luego espolvoree uniformemente con la ralladura de limón reservada y algunos arándanos frescos. Cubra y enfríe por lo menos 1 hora.


Ver el vídeo: Меню на День Рождения за 2 часа! Готовлю 10 блюд! Праздничный стол: Салаты, Закуски, Торт и Горячее (Septiembre 2021).