Nuevas recetas

Rollo Parker House

Rollo Parker House

Engrase dos moldes para muffins (de 12 tazas) con manteca vegetal y reserve.

En el tazón de una batidora de pie, combine el agua tibia y la levadura y mezcle con un tenedor para disolver la levadura. Agrega la harina, la leche, el azúcar, los huevos, la sal y 1/3 de taza de manteca vegetal.

Usando el accesorio de gancho para masa, mezcle a velocidad media hasta que la masa se una, aproximadamente 6 minutos. Coloca la masa sobre una superficie enharinada y amasa hasta que quede suave. Engrase un bol grande y coloque la masa dentro; cubrir ligeramente con un paño seco y colocar en un lugar cálido hasta que la masa haya duplicado su tamaño, aproximadamente 2 horas.

Una vez que la masa se haya duplicado, golpee la masa y colóquela sobre una superficie de trabajo ligeramente enharinada. Divida la masa en 24 piezas que pesen 45 gramos o 1 2/3 onzas cada una. Coloque la palma de la mano alrededor de una pieza de masa en la superficie de trabajo y, con los dedos bien cerrados alrededor de la masa, enrolle la pieza en una bola. Coloque la bola en una taza para muffins engrasada. Repita con las piezas restantes de masa. Coloque el molde para muffins sin tapar en un lugar cálido una vez más hasta que los panecillos hayan duplicado su tamaño, de 20 a 30 minutos.

Precaliente el horno a 400 grados F.

Una vez que los panecillos hayan duplicado su tamaño, cepille con cuidado la parte superior con la mantequilla derretida. Hornee los panecillos hasta que estén dorados, de 12 a 15 minutos. Deje que los panecillos se enfríen a temperatura ambiente en los moldes antes de desmoldarlos.

Para servir, coloque los panecillos horneados en una canasta y sírvalos con mantequilla o mermelada al lado. Estos panecillos pueden servirse a temperatura ambiente o recalentarse en un horno a 200 grados F si es necesario, pero deben hornearse y comerse el mismo día. Los panecillos sobrantes se pueden congelar en una bolsa de plástico con cierre hasta por un mes y usarse más tarde para un pudín de pan o una cazuela.


Rollo Parker House

"Los panecillos Parker House son una tradición en los Estados Unidos como cualquier pan". Fueron creadas, según cuenta la historia, por Parker House en Boston, que fue una de nuestras grandes posadas del siglo XIX. Han sido copiados por todos los autores de libros de cocina y todos los panaderos del país. Algunas versiones son extremadamente buenas y otras absolutamente espantosas porque escatiman en buenos ingredientes. Los panecillos de Parker House deben ser delicados, suaves y bastante dulces, típicos de los panecillos estadounidenses del siglo XIX, y consumen mantequilla por toneladas. No es necesario que la masa en sí tenga la forma del doblez clásico de Parker House. En su lugar, puede cortar la masa enrollada en triángulos y de ellos en forma de media luna, o puede cortar la masa en tiras y trenzarlas. Hay muchas otras formas de tratar esta masa, que es flexible y agradable de trabajar. & Quot & ndashJames Beard

Ingredientes

  • 2 paquetes de levadura seca activa
  • 1 cucharada de azúcar granulada
  • 1/2 taza de agua tibia (100 y ordmF a 115 y ordmF, aproximadamente)
  • 1/2 barra (1/4 taza) de mantequilla, cortada en trozos pequeños
  • 2 tazas de leche tibia
  • 5 a 6 tazas de harina para todo uso
  • 2 cucharaditas de sal
  • 1/4 taza a 1/2 taza de mantequilla derretida
  • 1 huevo batido con 2 cucharadas de crema light o leche

Método

Disuelva la levadura y el azúcar en el agua tibia y deje reposar. Derrita 1/2 barra de mantequilla en la leche tibia, luego combine con la mezcla de levadura en un tazón grande para mezclar. Mezcle de 2 a 3 tazas de harina con la sal y revuelva, 1 taza a la vez, en la mezcla en el tazón, batiendo vigorosamente con una cuchara de madera para hacer una esponja suave. (La masa estará húmeda y pegajosa). Cubra el tazón con una envoltura de plástico, colóquelo en un lugar cálido y deje que la masa suba hasta que duplique su volumen, aproximadamente 1 hora. Revuelva con una cuchara de madera y agregue aproximadamente 2 tazas más de harina, 1 taza a la vez, para hacer una masa que se pueda amasar con facilidad, Girar sobre una tabla ligeramente enharinada y amasar hasta que quede aterciopelada, suave y muy elástica. los dedos para ver si la masa es elástica. Deje reposar unos minutos, luego forme una bola con la masa. Ponga en un tazón de mantequilla y dé la vuelta para que la superficie esté completamente cubierta de mantequilla. tápelo y colóquelo en un lugar cálido y sin corrientes de aire para que suba nuevamente hasta que duplique su volumen.

Golpee la masa con el puño, dé vuelta en una tabla ligeramente enharinada y déjela reposar durante varios minutos, hasta que pueda extenderla hasta un grosor de 1/2 pulgada. Corta rondas de masa con un cortador redondo de 2 y 2 1/2 pulgadas, o con un vaso de agua sumergido en harina. (Los pedazos impares de masa sobrante se pueden volver a trabajar en una bola, extender y cortar). Cepille el centro de cada ronda con mantequilla derretida. Tome un lápiz, un palillo o cualquier cilindro de tamaño similar y haga una hendidura profunda en el centro del círculo, sin romper la masa. Dobla más de un tercio de cada ronda y presiona hacia abajo para sellar. Coloque estos rollos doblados en una bandeja para hornear untada con mantequilla a aproximadamente 1/2 pulgada de distancia. Cepille nuevamente con mantequilla derretida y deje que los rollos se levanten hasta que casi dupliquen su tamaño. Probablemente se tocarán entre sí. Untelos con el huevo batido y hornee en un horno precalentado a 375 & ordmF hasta que estén ligeramente dorados, aproximadamente 20 minutos, dependiendo del tamaño. Pruebe uno dándole golpecitos suaves en la parte superior. Si lo hace, escuchará un sonido hueco muy débil. O tome uno, ábralo con cuidado y vea si está cocido por dentro.

Retire los panecillos a una rejilla para enfriar y sírvalos bien calientes directamente del horno, con abundante mantequilla y conservas o miel, si lo desea.

Enrolle la masa sobre una superficie enharinada en un rectángulo de 9 x 14 x 1/4 pulgadas. Unte con mantequilla derretida y corte en cinco tiras de aproximadamente 9 x 1 1/4 x 1/4 pulgadas cada una. Apile y corte en pilas de 1 1/2 pulgadas. Coloque las pilas, untadas con mantequilla, con el lado cortado hacia abajo, en moldes para muffins untados con mantequilla. Siga las instrucciones anteriores para levar y hornear.

Enrolle pequeños trozos de masa en tiras de 9 pulgadas. Deben tener aproximadamente 1/2 a 2/3 de pulgada de diámetro. Haga nudos sueltos y colóquelos en bandejas para hornear con mantequilla. Deje subir y hornee de acuerdo con las instrucciones anteriores.


Rollo Parker House

& quot; Los panecillos Parker House son una tradición en los Estados Unidos como cualquier pan. Fueron creadas, según cuenta la historia, por Parker House en Boston, que fue una de nuestras grandes posadas del siglo XIX. Han sido copiados por todos los autores de libros de cocina y todos los panaderos del país. Algunas versiones son extremadamente buenas y otras absolutamente espantosas porque escatiman en buenos ingredientes. Los panecillos Parker House deben ser delicados, suaves y bastante dulces, típicos de los panecillos estadounidenses del siglo XIX, y consumen mantequilla por toneladas. No es necesario que la masa en sí tenga la forma del doblez clásico de Parker House. En su lugar, puede cortar la masa enrollada en triángulos y de ellos en forma de media luna, o puede cortar la masa en tiras y trenzarlas. Hay muchas otras formas de tratar esta masa, que es flexible y agradable de trabajar. & Quot & ndashJames Beard

Ingredientes

  • 2 paquetes de levadura seca activa
  • 1 cucharada de azúcar granulada
  • 1/2 taza de agua tibia (100 y ordmF a 115 y ordmF, aproximadamente)
  • 1/2 barra (1/4 taza) de mantequilla, cortada en trozos pequeños
  • 2 tazas de leche tibia
  • 5 a 6 tazas de harina para todo uso
  • 2 cucharaditas de sal
  • 1/4 taza a 1/2 taza de mantequilla derretida
  • 1 huevo batido con 2 cucharadas de crema light o leche

Método

Disuelva la levadura y el azúcar en el agua tibia y deje reposar. Derrita 1/2 barra de mantequilla en la leche tibia, luego combine con la mezcla de levadura en un tazón grande para mezclar. Mezcle de 2 a 3 tazas de harina con la sal y revuelva, 1 taza a la vez, en la mezcla en el tazón, batiendo vigorosamente con una cuchara de madera para hacer una esponja suave. (La masa estará húmeda y pegajosa). Cubra el tazón con una envoltura de plástico, colóquelo en un lugar cálido y deje que la masa suba hasta que duplique su volumen, aproximadamente 1 hora. Revuelva con una cuchara de madera y agregue aproximadamente 2 tazas más de harina, 1 taza a la vez, para hacer una masa que se pueda amasar con facilidad, Girar sobre una tabla ligeramente enharinada y amasar hasta que quede aterciopelada, suave y muy elástica. los dedos para ver si la masa es elástica. Deje reposar unos minutos, luego forme una bola con la masa. Ponga en un tazón de mantequilla y dé la vuelta para que la superficie esté completamente cubierta de mantequilla. tápelo y colóquelo en un lugar cálido y sin corrientes de aire para que suba nuevamente hasta que duplique su volumen.

Golpee la masa con el puño, dé vuelta en una tabla ligeramente enharinada y déjela reposar durante varios minutos, hasta que pueda extenderla hasta un grosor de 1/2 pulgada. Corta rondas de masa con un cortador redondo de 2 y 2 1/2 pulgadas, o con un vaso de agua sumergido en harina. (Los pedazos impares de masa sobrante se pueden volver a trabajar en una bola, extender y cortar). Cepille el centro de cada ronda con mantequilla derretida. Tome un lápiz, un palillo o cualquier cilindro de tamaño similar y haga una hendidura profunda en el centro del círculo, sin romper la masa. Dobla más de un tercio de cada ronda y presiona hacia abajo para sellar. Coloque estos rollos doblados en una bandeja para hornear con mantequilla a una distancia de aproximadamente 1/2 pulgada. Cepille nuevamente con mantequilla derretida y deje que los rollos se levanten hasta que casi dupliquen su tamaño. Probablemente se tocarán entre sí. Untelos con el huevo batido y hornee en un horno precalentado a 375 & ordmF hasta que estén ligeramente dorados, aproximadamente 20 minutos, dependiendo del tamaño. Pruebe uno golpeándolo suavemente en la parte superior. Si lo hace, escuchará un sonido hueco muy débil. O tome uno, ábralo con cuidado y vea si está cocido por dentro.

Retire los panecillos a una rejilla para enfriar y sírvalos bien calientes directamente del horno, con abundante mantequilla y conservas o miel, si lo desea.

Enrolle la masa sobre una superficie enharinada en un rectángulo de 9 x 14 x 1/4 pulgadas. Unte con mantequilla derretida y corte en cinco tiras de aproximadamente 9 x 1 1/4 x 1/4 pulgadas cada una. Apile y corte en pilas de 1 1/2 pulgadas. Coloque las pilas, untadas con mantequilla, con el lado cortado hacia abajo, en moldes para muffins untados con mantequilla. Siga las instrucciones anteriores para levar y hornear.

Enrolle pequeños trozos de masa en tiras de 9 pulgadas. Deben tener aproximadamente 1/2 a 2/3 de pulgada de diámetro. Haga nudos sueltos y colóquelos en bandejas para hornear con mantequilla. Deje subir y hornee de acuerdo con las instrucciones anteriores.


Rollo Parker House

"Los panecillos Parker House son una tradición en los Estados Unidos como cualquier pan". Fueron creadas, según cuenta la historia, por Parker House en Boston, que fue una de nuestras grandes posadas del siglo XIX. Han sido copiados por todos los autores de libros de cocina y todos los panaderos del país. Algunas versiones son extremadamente buenas y otras absolutamente espantosas porque escatiman en buenos ingredientes. Los panecillos de Parker House deben ser delicados, suaves y bastante dulces, típicos de los panecillos estadounidenses del siglo XIX, y consumen mantequilla por toneladas. No es necesario que la masa en sí tenga la forma del doblez clásico de Parker House. En su lugar, puede cortar la masa enrollada en triángulos y de ellos en forma de media luna, o puede cortar la masa en tiras y trenzarlas. Hay muchas otras formas de tratar esta masa, que es flexible y agradable de trabajar. & Quot & ndashJames Beard

Ingredientes

  • 2 paquetes de levadura seca activa
  • 1 cucharada de azúcar granulada
  • 1/2 taza de agua tibia (100 y ordmF a 115 y ordmF, aproximadamente)
  • 1/2 barra (1/4 taza) de mantequilla, cortada en trozos pequeños
  • 2 tazas de leche tibia
  • 5 a 6 tazas de harina para todo uso
  • 2 cucharaditas de sal
  • 1/4 taza a 1/2 taza de mantequilla derretida
  • 1 huevo batido con 2 cucharadas de crema light o leche

Método

Disuelva la levadura y el azúcar en el agua tibia y deje reposar. Derrita 1/2 barra de mantequilla en la leche tibia, luego combine con la mezcla de levadura en un tazón grande para mezclar. Mezcle de 2 a 3 tazas de harina con la sal y revuelva, 1 taza a la vez, en la mezcla en el tazón, batiendo vigorosamente con una cuchara de madera para hacer una esponja suave. (La masa estará húmeda y pegajosa). Cubra el tazón con una envoltura de plástico, colóquelo en un lugar cálido y deje que la masa suba hasta que duplique su volumen, aproximadamente 1 hora. Revuelva con una cuchara de madera y agregue aproximadamente 2 tazas más de harina, 1 taza a la vez, para hacer una masa que se pueda amasar con facilidad, Girar sobre una tabla ligeramente enharinada y amasar hasta que quede aterciopelada, suave y muy elástica. los dedos para ver si la masa es elástica. Deje reposar unos minutos, luego forme una bola con la masa. Ponga en un tazón de mantequilla y dé la vuelta para que la superficie esté completamente cubierta de mantequilla. tápelo y colóquelo en un lugar cálido y sin corrientes de aire para que suba nuevamente hasta que duplique su volumen.

Golpee la masa con el puño, dé vuelta en una tabla ligeramente enharinada y déjela reposar durante varios minutos, hasta que pueda extenderla hasta un grosor de 1/2 pulgada. Corta rondas de masa con un cortador redondo de 2 y 2 1/2 pulgadas, o con un vaso de agua sumergido en harina. (Los pedazos impares de masa sobrante se pueden volver a trabajar en una bola, extender y cortar). Cepille el centro de cada ronda con mantequilla derretida. Tome un lápiz, un palillo o cualquier cilindro de tamaño similar y haga una hendidura profunda en el centro del círculo, sin romper la masa. Dobla más de un tercio de cada ronda y presiona hacia abajo para sellar. Coloque estos rollos doblados en una bandeja para hornear untada con mantequilla a aproximadamente 1/2 pulgada de distancia. Cepille nuevamente con mantequilla derretida y deje que los rollos se levanten hasta que casi dupliquen su tamaño. Probablemente se tocarán entre sí. Untelos con el huevo batido y hornee en un horno precalentado a 375 & ordmF hasta que estén ligeramente dorados, aproximadamente 20 minutos, dependiendo del tamaño. Pruebe uno dándole golpecitos suaves en la parte superior. Si lo hace, escuchará un sonido hueco muy débil. O tome uno, ábralo con cuidado y vea si está cocido por dentro.

Retire los panecillos a una rejilla para enfriar y sírvalos bien calientes directamente del horno, con abundante mantequilla y conservas o miel, si lo desea.

Enrolle la masa sobre una superficie enharinada en un rectángulo de 9 x 14 x 1/4 pulgadas. Unte con mantequilla derretida y corte en cinco tiras de aproximadamente 9 x 1 1/4 x 1/4 pulgadas cada una. Apile y corte en pilas de 1 1/2 pulgadas. Coloque las pilas, untadas con mantequilla, con el lado cortado hacia abajo, en moldes para muffins untados con mantequilla. Siga las instrucciones anteriores para levar y hornear.

Enrolle pequeños trozos de masa en tiras de 9 pulgadas. Deben tener aproximadamente 1/2 a 2/3 de pulgada de diámetro. Haga nudos sueltos y colóquelos en bandejas para hornear con mantequilla. Deje subir y hornee de acuerdo con las instrucciones anteriores.


Rollo Parker House

"Los panecillos Parker House son una tradición en los Estados Unidos como cualquier pan". Fueron creadas, según cuenta la historia, por Parker House en Boston, que fue una de nuestras grandes posadas del siglo XIX. Han sido copiados por todos los autores de libros de cocina y todos los panaderos del país. Algunas versiones son extremadamente buenas y otras absolutamente espantosas porque escatiman en buenos ingredientes. Los panecillos de Parker House deben ser delicados, suaves y bastante dulces, típicos de los panecillos estadounidenses del siglo XIX, y consumen mantequilla por toneladas. No es necesario que la masa en sí tenga la forma del doblez clásico de Parker House. En su lugar, puede cortar la masa enrollada en triángulos y de ellos en forma de media luna, o puede cortar la masa en tiras y trenzarlas. Hay muchas otras formas de tratar esta masa, que es flexible y agradable de trabajar. & Quot & ndashJames Beard

Ingredientes

  • 2 paquetes de levadura seca activa
  • 1 cucharada de azúcar granulada
  • 1/2 taza de agua tibia (100 y ordmF a 115 y ordmF, aproximadamente)
  • 1/2 barra (1/4 taza) de mantequilla, cortada en trozos pequeños
  • 2 tazas de leche tibia
  • 5 a 6 tazas de harina para todo uso
  • 2 cucharaditas de sal
  • 1/4 taza a 1/2 taza de mantequilla derretida
  • 1 huevo batido con 2 cucharadas de crema light o leche

Método

Disuelva la levadura y el azúcar en el agua tibia y deje reposar. Derrita 1/2 barra de mantequilla en la leche tibia, luego combine con la mezcla de levadura en un tazón grande para mezclar. Mezcle de 2 a 3 tazas de harina con la sal y revuelva, 1 taza a la vez, en la mezcla en el tazón, batiendo vigorosamente con una cuchara de madera para hacer una esponja suave. (La masa estará húmeda y pegajosa). Cubra el tazón con una envoltura de plástico, colóquelo en un lugar cálido y deje que la masa suba hasta que duplique su volumen, aproximadamente 1 hora. Revuelva con una cuchara de madera y agregue aproximadamente 2 tazas más de harina, 1 taza a la vez, para hacer una masa que se pueda amasar con facilidad, Girar sobre una tabla ligeramente enharinada y amasar hasta que quede aterciopelada, suave y muy elástica. los dedos para ver si la masa es elástica. Deje reposar unos minutos, luego forme una bola con la masa. Ponga en un tazón de mantequilla y dé la vuelta para que la superficie esté completamente cubierta de mantequilla. tápelo y colóquelo en un lugar cálido y sin corrientes de aire para que suba nuevamente hasta que duplique su volumen.

Golpee la masa con el puño, dé vuelta en una tabla ligeramente enharinada y déjela reposar durante varios minutos, hasta que pueda extenderla hasta un grosor de 1/2 pulgada. Corta rondas de masa con un cortador redondo de 2 y 2 1/2 pulgadas, o con un vaso de agua sumergido en harina. (Los pedazos impares de masa sobrante se pueden volver a trabajar en una bola, extender y cortar). Cepille el centro de cada ronda con mantequilla derretida. Tome un lápiz, un palillo o cualquier cilindro de tamaño similar y haga una hendidura profunda en el centro del círculo, sin romper la masa. Dobla más de un tercio de cada ronda y presiona hacia abajo para sellar. Coloque estos rollos doblados en una bandeja para hornear con mantequilla a una distancia de aproximadamente 1/2 pulgada. Cepille nuevamente con mantequilla derretida y deje que los rollos se levanten hasta que casi dupliquen su tamaño. Probablemente se tocarán entre sí. Untelos con el huevo batido y hornee en un horno precalentado a 375 & ordmF hasta que estén ligeramente dorados, aproximadamente 20 minutos, dependiendo del tamaño. Pruebe uno dándole golpecitos suaves en la parte superior. Si lo hace, escuchará un sonido hueco muy débil. O tome uno, ábralo con cuidado y vea si está cocido por dentro.

Retire los panecillos a una rejilla para enfriar y sírvalos bien calientes directamente del horno, con abundante mantequilla y conservas o miel, si lo desea.

Enrolle la masa sobre una superficie enharinada en un rectángulo de 9 x 14 x 1/4 pulgadas. Unte con mantequilla derretida y corte en cinco tiras de aproximadamente 9 x 1 1/4 x 1/4 pulgadas cada una. Apile y corte en pilas de 1 1/2 pulgadas. Coloque las pilas, untadas con mantequilla, con el lado cortado hacia abajo, en moldes para muffins untados con mantequilla. Siga las instrucciones anteriores para levar y hornear.

Enrolle pequeños trozos de masa en tiras de 9 pulgadas. Deben tener aproximadamente 1/2 a 2/3 de pulgada de diámetro. Haga nudos sueltos y colóquelos en bandejas para hornear con mantequilla. Deje subir y hornee de acuerdo con las instrucciones anteriores.


Rollo Parker House

"Los panecillos Parker House son una tradición en los Estados Unidos como cualquier pan". Fueron creadas, según cuenta la historia, por Parker House en Boston, que fue una de nuestras grandes posadas del siglo XIX. Han sido copiados por todos los autores de libros de cocina y todos los panaderos del país. Algunas versiones son extremadamente buenas y otras absolutamente espantosas porque escatiman en buenos ingredientes. Los panecillos de Parker House deben ser delicados, suaves y bastante dulces, típicos de los panecillos estadounidenses del siglo XIX, y consumen mantequilla por toneladas. No es necesario que la masa en sí tenga la forma del doblez clásico de Parker House. En su lugar, puede cortar la masa enrollada en triángulos y de ellos en forma de media luna, o puede cortar la masa en tiras y trenzarlas. Hay muchas otras formas de tratar esta masa, que es flexible y agradable de trabajar. & Quot & ndashJames Beard

Ingredientes

  • 2 paquetes de levadura seca activa
  • 1 cucharada de azúcar granulada
  • 1/2 taza de agua tibia (100 y ordmF a 115 y ordmF, aproximadamente)
  • 1/2 barra (1/4 taza) de mantequilla, cortada en trozos pequeños
  • 2 tazas de leche tibia
  • 5 a 6 tazas de harina para todo uso
  • 2 cucharaditas de sal
  • 1/4 taza a 1/2 taza de mantequilla derretida
  • 1 huevo batido con 2 cucharadas de crema light o leche

Método

Disuelva la levadura y el azúcar en el agua tibia y deje reposar. Derrita 1/2 barra de mantequilla en la leche tibia, luego combine con la mezcla de levadura en un tazón grande para mezclar. Mezcle de 2 a 3 tazas de harina con la sal y revuelva, 1 taza a la vez, en la mezcla en el tazón, batiendo vigorosamente con una cuchara de madera para hacer una esponja suave. (La masa estará húmeda y pegajosa). Cubra el tazón con una envoltura de plástico, colóquelo en un lugar cálido y deje que la masa suba hasta que duplique su volumen, aproximadamente 1 hora. Revuelva con una cuchara de madera y agregue aproximadamente 2 tazas más de harina, 1 taza a la vez, para hacer una masa que se pueda amasar con facilidad, Girar sobre una tabla ligeramente enharinada y amasar hasta que quede aterciopelada, suave y muy elástica. los dedos para ver si la masa es elástica. Deje reposar unos minutos, luego forme una bola con la masa. Ponga en un tazón de mantequilla y dé la vuelta para que la superficie esté completamente cubierta de mantequilla. tápelo y colóquelo en un lugar cálido y sin corrientes de aire para que suba nuevamente hasta que duplique su volumen.

Golpee la masa con el puño, dé vuelta en una tabla ligeramente enharinada y déjela reposar durante varios minutos, hasta que pueda extenderla hasta un grosor de 1/2 pulgada. Corta rondas de masa con un cortador redondo de 2 y 2 1/2 pulgadas, o con un vaso de agua sumergido en harina. (Los pedazos impares de masa sobrante se pueden volver a trabajar en una bola, extender y cortar). Cepille el centro de cada ronda con mantequilla derretida. Tome un lápiz, un palillo o cualquier cilindro de tamaño similar y haga una hendidura profunda en el centro del círculo, sin romper la masa. Dobla más de un tercio de cada ronda y presiona hacia abajo para sellar. Coloque estos rollos doblados en una bandeja para hornear con mantequilla a una distancia de aproximadamente 1/2 pulgada. Cepille nuevamente con mantequilla derretida y deje que los rollos se levanten hasta que casi dupliquen su tamaño. Probablemente se tocarán entre sí. Untelos con el huevo batido y hornee en un horno precalentado a 375 & ordmF hasta que estén ligeramente dorados, aproximadamente 20 minutos, dependiendo del tamaño. Pruebe uno dándole golpecitos suaves en la parte superior. Si lo hace, escuchará un sonido hueco muy débil. O tome uno, ábralo con cuidado y vea si está cocido por dentro.

Retire los panecillos a una rejilla para enfriar y sírvalos bien calientes directamente del horno, con abundante mantequilla y conservas o miel, si lo desea.

Enrolle la masa sobre una superficie enharinada en un rectángulo de 9 x 14 x 1/4 pulgadas. Unte con mantequilla derretida y corte en cinco tiras de aproximadamente 9 x 1 1/4 x 1/4 pulgadas cada una. Apile y corte en pilas de 1 1/2 pulgadas. Coloque las pilas, untadas con mantequilla, con el lado cortado hacia abajo, en moldes para muffins untados con mantequilla. Siga las instrucciones anteriores para levar y hornear.

Enrolle pequeños trozos de masa en tiras de 9 pulgadas. Deben tener aproximadamente 1/2 a 2/3 de pulgada de diámetro. Haga nudos sueltos y colóquelos en bandejas para hornear con mantequilla. Deje subir y hornee de acuerdo con las instrucciones anteriores.


Rollo Parker House

"Los panecillos Parker House son una tradición en los Estados Unidos como cualquier pan". Fueron creadas, según cuenta la historia, por Parker House en Boston, que fue una de nuestras grandes posadas del siglo XIX. Han sido copiados por todos los autores de libros de cocina y todos los panaderos del país. Algunas versiones son extremadamente buenas y otras absolutamente espantosas porque escatiman en buenos ingredientes. Los panecillos Parker House deben ser delicados, suaves y bastante dulces, típicos de los panecillos estadounidenses del siglo XIX, y consumen mantequilla por toneladas. No es necesario que la masa en sí tenga la forma del doblez clásico de Parker House. En su lugar, puede cortar la masa enrollada en triángulos y de ellos en forma de media luna, o puede cortar la masa en tiras y trenzarlas. Hay muchas otras formas de tratar esta masa, que es flexible y agradable de trabajar. & Quot & ndashJames Beard

Ingredientes

  • 2 paquetes de levadura seca activa
  • 1 cucharada de azúcar granulada
  • 1/2 taza de agua tibia (100 y ordmF a 115 y ordmF, aproximadamente)
  • 1/2 barra (1/4 taza) de mantequilla, cortada en trozos pequeños
  • 2 tazas de leche tibia
  • 5 a 6 tazas de harina para todo uso
  • 2 cucharaditas de sal
  • 1/4 taza a 1/2 taza de mantequilla derretida
  • 1 huevo batido con 2 cucharadas de crema light o leche

Método

Disuelva la levadura y el azúcar en el agua tibia y deje reposar. Derrita 1/2 barra de mantequilla en la leche tibia, luego combine con la mezcla de levadura en un tazón grande para mezclar. Mezcle de 2 a 3 tazas de harina con la sal y revuelva, 1 taza a la vez, en la mezcla en el tazón, batiendo vigorosamente con una cuchara de madera para hacer una esponja suave. (La masa estará húmeda y pegajosa). Cubra el tazón con una envoltura de plástico, colóquelo en un lugar cálido y deje que la masa suba hasta que duplique su volumen, aproximadamente 1 hora. Revuelva con una cuchara de madera y agregue aproximadamente 2 tazas más de harina, 1 taza a la vez, para hacer una masa que se pueda amasar con facilidad, Girar sobre una tabla ligeramente enharinada y amasar hasta que quede aterciopelada, suave y muy elástica. los dedos para ver si la masa es elástica. Deje reposar unos minutos, luego forme una bola con la masa. Ponga en un tazón de mantequilla y dé la vuelta para que la superficie esté completamente cubierta de mantequilla. tápelo y colóquelo en un lugar cálido y sin corrientes de aire para que suba nuevamente hasta que duplique su volumen.

Golpee la masa con el puño, dé vuelta en una tabla ligeramente enharinada y déjela reposar durante varios minutos, hasta que pueda extenderla hasta un grosor de 1/2 pulgada. Corta rondas de masa con un cortador redondo de 2 y 2 1/2 pulgadas, o con un vaso de agua sumergido en harina. (Los pedazos impares de masa sobrante se pueden volver a trabajar en una bola, extender y cortar). Cepille el centro de cada ronda con mantequilla derretida. Tome un lápiz, un palillo o cualquier cilindro de tamaño similar y haga una hendidura profunda en el centro del círculo, sin romper la masa. Dobla más de un tercio de cada ronda y presiona hacia abajo para sellar. Coloque estos rollos doblados en una bandeja para hornear untada con mantequilla a aproximadamente 1/2 pulgada de distancia. Cepille nuevamente con mantequilla derretida y deje que los rollos se levanten hasta que casi dupliquen su tamaño. Probablemente se tocarán entre sí. Untelos con el huevo batido y hornee en un horno precalentado a 375 & ordmF hasta que estén ligeramente dorados, aproximadamente 20 minutos, dependiendo del tamaño. Pruebe uno dándole golpecitos suaves en la parte superior. Si lo hace, escuchará un sonido hueco muy débil. O tome uno, ábralo con cuidado y vea si está cocido por dentro.

Retire los panecillos a una rejilla para enfriar y sírvalos bien calientes directamente del horno, con abundante mantequilla y conservas o miel, si lo desea.

Enrolle la masa sobre una superficie enharinada en un rectángulo de 9 x 14 x 1/4 pulgadas. Unte con mantequilla derretida y corte en cinco tiras de aproximadamente 9 x 1 1/4 x 1/4 pulgadas cada una. Apile y corte en pilas de 1 1/2 pulgadas. Coloque las pilas, untadas con mantequilla, con el lado cortado hacia abajo, en moldes para muffins untados con mantequilla. Siga las instrucciones anteriores para levar y hornear.

Enrolle pequeños trozos de masa en tiras de 9 pulgadas. Deben tener aproximadamente 1/2 a 2/3 de pulgada de diámetro. Haga nudos sueltos y colóquelos en bandejas para hornear con mantequilla. Deje subir y hornee de acuerdo con las instrucciones anteriores.


Rollo Parker House

& quot; Los panecillos Parker House son una tradición en los Estados Unidos como cualquier pan. Fueron creadas, según cuenta la historia, por Parker House en Boston, que fue una de nuestras grandes posadas del siglo XIX. Han sido copiados por todos los autores de libros de cocina y todos los panaderos del país. Algunas versiones son extremadamente buenas y otras absolutamente espantosas porque escatiman en buenos ingredientes. Los panecillos de Parker House deben ser delicados, suaves y bastante dulces, típicos de los panecillos estadounidenses del siglo XIX, y consumen mantequilla por toneladas. No es necesario que la masa en sí tenga la forma del doblez clásico de Parker House. En su lugar, puede cortar la masa enrollada en triángulos y de ellos en forma de media luna, o puede cortar la masa en tiras y trenzarlas. Hay muchas otras formas de tratar esta masa, que es flexible y agradable de trabajar. & Quot & ndashJames Beard

Ingredientes

  • 2 paquetes de levadura seca activa
  • 1 cucharada de azúcar granulada
  • 1/2 taza de agua tibia (100 y ordmF a 115 y ordmF, aproximadamente)
  • 1/2 barra (1/4 taza) de mantequilla, cortada en trozos pequeños
  • 2 tazas de leche tibia
  • 5 a 6 tazas de harina para todo uso
  • 2 cucharaditas de sal
  • 1/4 taza a 1/2 taza de mantequilla derretida
  • 1 huevo batido con 2 cucharadas de crema light o leche

Método

Disuelva la levadura y el azúcar en el agua tibia y deje reposar. Derrita 1/2 barra de mantequilla en la leche tibia, luego combine con la mezcla de levadura en un tazón grande para mezclar. Mezcle de 2 a 3 tazas de harina con la sal y revuelva, 1 taza a la vez, en la mezcla en el tazón, batiendo vigorosamente con una cuchara de madera para hacer una esponja suave. (La masa estará húmeda y pegajosa). Cubra el tazón con una envoltura de plástico, colóquelo en un lugar cálido y deje que la masa suba hasta que duplique su volumen, aproximadamente 1 hora. Revuelva con una cuchara de madera y agregue aproximadamente 2 tazas más de harina, 1 taza a la vez, para hacer una masa que se pueda amasar con facilidad, Girar sobre una tabla ligeramente enharinada y amasar hasta que quede aterciopelada, suave y muy elástica. los dedos para ver si la masa es elástica. Deje reposar unos minutos, luego forme una bola con la masa. Ponga en un tazón de mantequilla y dé la vuelta para que la superficie esté completamente cubierta de mantequilla. tápelo y colóquelo en un lugar cálido y sin corrientes de aire para que suba nuevamente hasta que duplique su volumen.

Golpee la masa con el puño, dé vuelta en una tabla ligeramente enharinada y déjela reposar durante varios minutos, hasta que pueda extenderla hasta que tenga un grosor de 1/2 pulgada. Corta rondas de masa con un cortador redondo de 2 y 2 1/2 pulgadas, o con un vaso de agua sumergido en harina. (Los pedazos de masa sobrantes se pueden volver a trabajar en una bola, extender y cortar). Unte el centro de cada ronda con mantequilla derretida. Tome un lápiz, un palillo o cualquier cilindro de tamaño similar y haga una hendidura profunda en el centro del círculo, sin romper la masa. Dobla más de un tercio de cada ronda y presiona hacia abajo para sellar. Coloque estos rollos doblados en una bandeja para hornear con mantequilla a una distancia de aproximadamente 1/2 pulgada. Cepille nuevamente con mantequilla derretida y deje que los rollos se levanten hasta que casi dupliquen su tamaño. Probablemente se tocarán entre sí. Untelos con el huevo batido y hornee en un horno precalentado a 375 & ordmF hasta que estén ligeramente dorados, aproximadamente 20 minutos, dependiendo del tamaño. Pruebe uno golpeándolo suavemente en la parte superior. Si lo hace, escuchará un sonido hueco muy débil. O tome uno, ábralo con cuidado y vea si está cocido por dentro.

Retire los panecillos a una rejilla para enfriar y sírvalos bien calientes directamente del horno, con abundante mantequilla y conservas o miel, si lo desea.

Enrolle la masa sobre una superficie enharinada en un rectángulo de 9 x 14 x 1/4 pulgadas. Unte con mantequilla derretida y corte en cinco tiras de aproximadamente 9 x 1 1/4 x 1/4 pulgadas cada una. Apile y corte en pilas de 1 1/2 pulgadas. Coloque las pilas, untadas con mantequilla, con el lado cortado hacia abajo, en moldes para muffins untados con mantequilla. Siga las instrucciones anteriores para levar y hornear.

Enrolle pequeños trozos de masa en tiras de 9 pulgadas. Deben tener aproximadamente 1/2 a 2/3 de pulgada de diámetro. Haga nudos sueltos y colóquelos en bandejas para hornear con mantequilla. Deje subir y hornee de acuerdo con las instrucciones anteriores.


Rollo Parker House

"Los panecillos Parker House son una tradición en los Estados Unidos como cualquier pan". Fueron creadas, según cuenta la historia, por Parker House en Boston, que fue una de nuestras grandes posadas del siglo XIX. Han sido copiados por todos los autores de libros de cocina y todos los panaderos del país. Algunas versiones son extremadamente buenas y otras absolutamente espantosas porque escatiman en buenos ingredientes. Los panecillos Parker House deben ser delicados, suaves y bastante dulces, típicos de los panecillos estadounidenses del siglo XIX, y consumen mantequilla por toneladas. No es necesario que la masa en sí tenga la forma del clásico pliegue de Parker House. En su lugar, puede cortar la masa enrollada en triángulos y de ellos en forma de media luna, o puede cortar la masa en tiras y trenzarlas. Hay muchas otras formas de tratar esta masa, que es flexible y agradable de trabajar. & Quot & ndashJames Beard

Ingredientes

  • 2 paquetes de levadura seca activa
  • 1 cucharada de azúcar granulada
  • 1/2 taza de agua tibia (100 y ordmF a 115 y ordmF, aproximadamente)
  • 1/2 barra (1/4 taza) de mantequilla, cortada en trozos pequeños
  • 2 cups warm milk
  • 5 to 6 cups all-purpose flour
  • 2 cucharaditas de sal
  • 1/4 cup to 1/2 cup melted butter
  • 1 egg, beaten with 2 tablespoons light cream or milk

Método

Dissolve the yeast and the sugar in the warm water and allow to proof. Melt the 1/2 stick of butter in the warm milk, then combine with the yeast mixture in a large mixing bowl. Mix 2 to 3 cups of flour with the salt and stir, 1 cup at a time, into the mixture in the bowl, beating vigorously with a wooden spoon to make a soft sponge. (The dough will be wet and sticky.) Cover the bowl with plastic wrap, set in a warm place, and let the dough rise till doubled in bulk, about 1 hour. Stir it down with a wooden spoon and add about 2 more cups of flour, 1 cup at a time, to make a dough that can be kneaded with ease, Turn out on a lightly floured board and knead until velvety smooth and very elastic press with the fingers to see if the dough is resilient. Let rest for a few minutes, then form the dough into a ball. Put into a butter bowl and turn so that the surface is thoroughly covered with butter. cover and put in a warm, draft-free place to rise again until doubled in bulk.

Punch the dough down with your fist, turn out on a lightly floured board, and let rest for several minutes, until you are able to roll it out to a thickness of 1/2 inch. Cut out rounds of dough with a round 2- and 2 1/2-inch cutter, or with a water glass dipped in flour. (The odd bits of leftover dough can be reworked into a ball, rolled out, and cut.) Brush the center of each round with melted butter. Take a pencil, a chopstick, or any cylinder of similar size and make a deep indentation in the center of the circle, without breaking through the dough. Fold over one-third of each round and press down to seal. Arrange these folded rolls on a buttered baking sheet about 1/2 inch apart. Brush again with melted butter and allow the rolls to rise until almost doubled in size. They will probably touch each other. Brush them with the egg wash and bake in a preheated 375ºF oven until lightly browned, about 20 minutes, depending on size. Test one by gently tapping it on the top. If done, you will hear a very faint hollow sound. Or take one, break it open carefully, and see if it is cooked inside.

Remove the rolls to a cooling rack and serve piping hot right from the oven, with plenty of butter and preserves or honey, if desired.

Roll dough on a floured surface into a rectangle 9 x 14 x 1/4 inches. Brush with melted butter and cut into five strips about 9 x 1 1/4 x 1/4 inches each. Stack and cut into 1 1/2-inch stacks. Place stacks, brushed with butter, cut side down, into buttered muffin tins. Follow directions above for rising and baking.

Roll small pieces of dough into 9-inch strips. They should be approximately 1/2 to 2/3-inch in diameter. Tie in loose knots and place on buttered cookie sheets. Let rise and bake according to directions above.


Parker House Rolls

"Parker House rolls are as much of a tradition in the United States as any bread. They were created, so the story goes, by the Parker House in Boston, which was one of our great nineteenth-century hostelries. They have been copied by every cookbook author and every baker in the country. Some versions are exceedingly good and some are absolutely dreadful because they skimp on good ingredients. Parker House rolls should be delicate, soft, and rather sweet, typical of American rolls in the nineteenth century, and they consume butter by the tons. The dough itself need not be shaped into the classic Parker House foldover. Instead, you can cut the rolled-out dough into triangles and from them into crescent shapes, or you can cut the dough into strips and braid them. There are many other ways to treat this dough, which is pliable and pleasant to work with." &ndashJames Beard

Ingredientes

  • 2 packages active dry yeast
  • 1 tablespoon granulated sugar
  • 1/2 cup warm water (100ºF to 115ºF, approximately)
  • 1/2 stick (1/4 cup) butter, cut into small pieces
  • 2 cups warm milk
  • 5 to 6 cups all-purpose flour
  • 2 cucharaditas de sal
  • 1/4 cup to 1/2 cup melted butter
  • 1 egg, beaten with 2 tablespoons light cream or milk

Método

Dissolve the yeast and the sugar in the warm water and allow to proof. Melt the 1/2 stick of butter in the warm milk, then combine with the yeast mixture in a large mixing bowl. Mix 2 to 3 cups of flour with the salt and stir, 1 cup at a time, into the mixture in the bowl, beating vigorously with a wooden spoon to make a soft sponge. (The dough will be wet and sticky.) Cover the bowl with plastic wrap, set in a warm place, and let the dough rise till doubled in bulk, about 1 hour. Stir it down with a wooden spoon and add about 2 more cups of flour, 1 cup at a time, to make a dough that can be kneaded with ease, Turn out on a lightly floured board and knead until velvety smooth and very elastic press with the fingers to see if the dough is resilient. Let rest for a few minutes, then form the dough into a ball. Put into a butter bowl and turn so that the surface is thoroughly covered with butter. cover and put in a warm, draft-free place to rise again until doubled in bulk.

Punch the dough down with your fist, turn out on a lightly floured board, and let rest for several minutes, until you are able to roll it out to a thickness of 1/2 inch. Cut out rounds of dough with a round 2- and 2 1/2-inch cutter, or with a water glass dipped in flour. (The odd bits of leftover dough can be reworked into a ball, rolled out, and cut.) Brush the center of each round with melted butter. Take a pencil, a chopstick, or any cylinder of similar size and make a deep indentation in the center of the circle, without breaking through the dough. Fold over one-third of each round and press down to seal. Arrange these folded rolls on a buttered baking sheet about 1/2 inch apart. Brush again with melted butter and allow the rolls to rise until almost doubled in size. They will probably touch each other. Brush them with the egg wash and bake in a preheated 375ºF oven until lightly browned, about 20 minutes, depending on size. Test one by gently tapping it on the top. If done, you will hear a very faint hollow sound. Or take one, break it open carefully, and see if it is cooked inside.

Remove the rolls to a cooling rack and serve piping hot right from the oven, with plenty of butter and preserves or honey, if desired.

Roll dough on a floured surface into a rectangle 9 x 14 x 1/4 inches. Brush with melted butter and cut into five strips about 9 x 1 1/4 x 1/4 inches each. Stack and cut into 1 1/2-inch stacks. Place stacks, brushed with butter, cut side down, into buttered muffin tins. Follow directions above for rising and baking.

Roll small pieces of dough into 9-inch strips. They should be approximately 1/2 to 2/3-inch in diameter. Tie in loose knots and place on buttered cookie sheets. Let rise and bake according to directions above.


Parker House Rolls

"Parker House rolls are as much of a tradition in the United States as any bread. They were created, so the story goes, by the Parker House in Boston, which was one of our great nineteenth-century hostelries. They have been copied by every cookbook author and every baker in the country. Some versions are exceedingly good and some are absolutely dreadful because they skimp on good ingredients. Parker House rolls should be delicate, soft, and rather sweet, typical of American rolls in the nineteenth century, and they consume butter by the tons. The dough itself need not be shaped into the classic Parker House foldover. Instead, you can cut the rolled-out dough into triangles and from them into crescent shapes, or you can cut the dough into strips and braid them. There are many other ways to treat this dough, which is pliable and pleasant to work with." &ndashJames Beard

Ingredientes

  • 2 packages active dry yeast
  • 1 tablespoon granulated sugar
  • 1/2 cup warm water (100ºF to 115ºF, approximately)
  • 1/2 stick (1/4 cup) butter, cut into small pieces
  • 2 cups warm milk
  • 5 to 6 cups all-purpose flour
  • 2 cucharaditas de sal
  • 1/4 cup to 1/2 cup melted butter
  • 1 egg, beaten with 2 tablespoons light cream or milk

Método

Dissolve the yeast and the sugar in the warm water and allow to proof. Melt the 1/2 stick of butter in the warm milk, then combine with the yeast mixture in a large mixing bowl. Mix 2 to 3 cups of flour with the salt and stir, 1 cup at a time, into the mixture in the bowl, beating vigorously with a wooden spoon to make a soft sponge. (The dough will be wet and sticky.) Cover the bowl with plastic wrap, set in a warm place, and let the dough rise till doubled in bulk, about 1 hour. Stir it down with a wooden spoon and add about 2 more cups of flour, 1 cup at a time, to make a dough that can be kneaded with ease, Turn out on a lightly floured board and knead until velvety smooth and very elastic press with the fingers to see if the dough is resilient. Let rest for a few minutes, then form the dough into a ball. Put into a butter bowl and turn so that the surface is thoroughly covered with butter. cover and put in a warm, draft-free place to rise again until doubled in bulk.

Punch the dough down with your fist, turn out on a lightly floured board, and let rest for several minutes, until you are able to roll it out to a thickness of 1/2 inch. Cut out rounds of dough with a round 2- and 2 1/2-inch cutter, or with a water glass dipped in flour. (The odd bits of leftover dough can be reworked into a ball, rolled out, and cut.) Brush the center of each round with melted butter. Take a pencil, a chopstick, or any cylinder of similar size and make a deep indentation in the center of the circle, without breaking through the dough. Fold over one-third of each round and press down to seal. Arrange these folded rolls on a buttered baking sheet about 1/2 inch apart. Brush again with melted butter and allow the rolls to rise until almost doubled in size. They will probably touch each other. Brush them with the egg wash and bake in a preheated 375ºF oven until lightly browned, about 20 minutes, depending on size. Test one by gently tapping it on the top. If done, you will hear a very faint hollow sound. Or take one, break it open carefully, and see if it is cooked inside.

Remove the rolls to a cooling rack and serve piping hot right from the oven, with plenty of butter and preserves or honey, if desired.

Roll dough on a floured surface into a rectangle 9 x 14 x 1/4 inches. Brush with melted butter and cut into five strips about 9 x 1 1/4 x 1/4 inches each. Stack and cut into 1 1/2-inch stacks. Place stacks, brushed with butter, cut side down, into buttered muffin tins. Follow directions above for rising and baking.

Roll small pieces of dough into 9-inch strips. They should be approximately 1/2 to 2/3-inch in diameter. Tie in loose knots and place on buttered cookie sheets. Let rise and bake according to directions above.


Ver el vídeo: Best Parker House Rolls RecipeHow to make soft Parker House Rolls Parker House Dinner Rolls Recipe (Septiembre 2021).