Nuevas recetas

Sándwiches calientes de pavo con salsa de jerez

Sándwiches calientes de pavo con salsa de jerez

Ingredientes

  • 8 vieiras de pechuga de pavo de 1/4 de pulgada de grosor (cada una de aproximadamente 2 1/2 onzas)
  • 3 cucharadas de salvia fresca picada o 3 cucharaditas de salvia seca
  • 1/4 taza (1/2 barra) de mantequilla
  • 3 cebollas verdes grandes, en rodajas finas
  • 2 cucharadas de harina para todo uso
  • 1 lata de 14 1/2 onzas de caldo de pollo bajo en sal
  • 4 rebanadas diagonales de pan de masa fermentada de 4 1/2 pulgadas de grosor (cada una de aproximadamente 5 x 3 1/2 pulgadas), ligeramente tostadas, untadas con mantequilla

Preparación de recetas

  • Espolvoree el pavo con la mitad de la salvia, sal y pimienta. Derrita la mantequilla en una sartén grande a fuego medio-alto. Agregue 4 vieiras de pavo y saltee hasta que estén ligeramente doradas y cocidas, aproximadamente 1 1/2 minutos por lado. Transfiera a un plato. Repita con las 4 vieiras restantes. Agregue las cebollas verdes a la sartén y saltee 1 minuto. Espolvorear con harina; revuelva 1 minuto. Mezclar poco a poco el caldo y el jerez. Aumente el fuego a alto y hierva hasta que la salsa espese, batiendo constantemente, aproximadamente 2 minutos. Agregue la mitad restante de salvia. Reduzca el fuego a bajo. Vuelva a poner el pavo y los jugos acumulados en la salsa; cocine a fuego lento 1 minuto para calentar completamente. Condimentar con sal y pimienta.

  • Coloque 1 rebanada de pan en cada plato. Cubra cada una con 2 vieiras de pavo y salsa.

Receta de Melanie Barnard, Brooke Dojny, fotos de Jacqueline Hopkins Sección de reseñas

La mejor parte del Día de Acción de Gracias pueden ser los sándwiches de pavo del viernes.

Según la apreciada tradición culinaria, el cuarto conde de Sandwich, un político astuto y un jugador empedernido, inventó el sándwich para poder comer sin tener que levantarse de la mesa de juego. Eso fue en la década de 1760.

Llámame revisionista, pero en mi escenario, el sándwich fue inventado por uno de nuestros padres peregrinos, o, mejor dicho, una madre, unos cien años antes, que estaba en su casa de troncos de Plimoth Plantation, mirando al único medio desnudo. cadáver de un gran pájaro asado con saliva y suspiró: "¿Qué voy a hacer con todo este pavo bendito?"

Todos conocemos el sentimiento, y con los pájaros carnosos y de enormes pechos que adornan nuestras mesas de Acción de Gracias casi 400 años después, el problema es cada vez más agudo. Sin embargo, la respuesta es obvia hasta el punto de ser ineludible: si la naturaleza te da pavo, haz sándwiches.

Las sobras calentadas, los guisos y las ensaladas hechas con los restos del ave están muy bien. Simplemente no esperes ooh y aahs. Pero un buen sándwich de pavo, ahora es un pájaro de una pluma diferente. No esos sándwiches de pavo deli hechos con rodajas finas como el papel de pavo procesado genérico, sino más bien un sándwich hecho con carne suculenta, rebanada gruesa de un ave asada real.

Incluso en su versión más peatonal - pan blanco untado con mayonesa, unas rodajas de pavo apiladas encima y todo espolvoreado con sal y pimienta - es profundamente satisfactorio. Pero cuando las mentes creativas agregan algunas campanas y silbidos al concepto, estás en el camino hacia la felicidad posterior a las vacaciones.

Solicitamos ideas para aderezar el sándwich de pavo básico de un puñado de chefs del Área de la Bahía. La mayoría de sus recetas no implican mucho tiempo en la cocina y todas son abiertas. Si le gusta el concepto básico pero no tiene ganas de hacer un determinado componente, siga adelante y sustitúyalo.

¿Te gusta la idea de un panino de pavo pero no tienes una prensa de paninis elegante? Existe una solución simple propuesta tanto por el chef Gerard Hirigoyen, cuya última aventura, Bocadillos, toma su nombre de la palabra española para sándwich, como por Daniel Scherotter, el chef ejecutivo de Palio d'Asti, quien crea el menú para el toque informal del restaurante. -apagado, Paninoteca Palio d'Asti. Cocine los sándwiches calientes en una plancha para gofres, o póngalos en un horno caliente o en una sartén sobre la estufa y péselos con una sartén o ladrillo envuelto en papel de aluminio, una prensa de tocino o lo que tenga a mano.

El condimento de arándanos e higos y la mayonesa de ajo y salvia asados ​​del chef Fran Scibelli de Dean & amp Deluca en St. Helena añaden profundidad de sabor a su sándwich de pavo favorito, pero en un apuro, puede usar salsa de arándanos común y un buen ajo comprado en la tienda. mayonesa.

Si no tienes salsa de arándanos enteros, puedes recrear el sándwich del día después a base de focaccia que Marilyn Rinzler sirve en Poulet en Berkeley, usando la salsa gelatinosa suave de una lata.

Rinzler, quien es conocida por una comida bastante sofisticada, admite con pesar que su sándwich de pavo favorito de todos los tiempos es el que solía devorar en la cafetería de su escuela secundaria de Boston: rodajas de pavo caliente, puré de papas, sobras de verduras cocidas y salsa apilada. en una rebanada de pan, blanco, por supuesto. Es, dice, "un Dagwood normal de Acción de Gracias".

CONSEJOS PARA HACER SANDWICHES SUPERIORES

Hay muchas formas de agregar dinamismo al sándwich de pavo frío o caliente. A continuación se ofrecen algunos consejos:

Pan de molde. Variar el vehículo básico del sándwich, el pan, puede marcar una gran diferencia. Considere estas alternativas al blanco genérico: panecillos duros o blandos, ya sean baguettes dulces o de masa fermentada pan integral resistente o pan de centeno bagels lavash bagels tortillas calentadas brevemente hasta obtener una focaccia flexible (la favorita de muchos chefs de delicatessen locales), ya sea simple o animada con aceitunas, ajo, cebolla o hierbas.

Se propaga. Además de la mayonesa estándar, considere cualquiera de los mayos con sabor comercial o haga el suyo propio agregando potenciadores del sabor como puré de ajo fresco o asado, tomates secados al sol finamente picados, salsa de pepinillos, chutney picado, alcaparras, ralladura de cítricos, mermelada, cortada cebollino, curry en polvo, hojuelas de pimiento rojo, orégano, romero, albahaca, pimienta negra molida, salsa tabasco o salsa tamari. El aceite de oliva extra virgen y / o el jugo de limón fresco también ayudan mucho a mejorar la mayonesa comercial. Las mantequillas aromatizadas son otra alternativa para untar, al igual que el pesto, la mezcla comercial de mostaza y mayonesa, el queso crema natural o aromatizado o un queso untable con hierbas suaves como el Boursin.

Complementos. Además de la lechuga obvia (el iceberg agrega rúcula crujiente, la escarola belga o el berro introducen un atractivo contraste amargo), considere el aguacate, los tomates (si puede encontrar algunos decentes), rodajas de pepino, pepinillos, salsa picante, apio en rodajas finas, manzanas crujientes, caquis o peras semillas de granada y almendras tostadas en rodajas o nueces picadas y una variedad de quesos. Los sándwiches calientes, a menudo servidos con la cara abierta, se pueden convertir en un pavo Reuben con chucrut. Incluso puede incluir sobras de verduras cocidas, puré de camote, relleno, salsa, casi cualquier sobra de su banquete, excepto el pastel de calabaza.

A Marilyn Rinzler del restaurante Poulet y tienda de comida para llevar en Gourmet Ghetto de Berkeley le gusta hacer tarta de pastor con sobras de pavo y salsa, pero para un almuerzo rápido, aboga por esta simple combinación de sobras.

INGREDIENTES:

4 piezas de focaccia de 1 pulgada de grosor, de aproximadamente 4 x 4 o 3 x 5 pulgadas cada una

12 a 16 onzas de carne de pavo blanca o blanca y oscura en rodajas

1 a 1 1/2 tazas de salsa sobrante

1 a 2 tazas de relleno sobrante

4 a 6 cucharadas de salsa de arándanos integrales

INSTRUCCIONES:

Corta la focaccia por la mitad de forma horizontal. Caliente suavemente el pavo y la salsa en una cacerola mediana o en un plato de microondas de microondas. Caliente el relleno hasta que esté tibio.

Distribuya el pavo y la salsa entre 4 mitades de focaccia. Cubra con el relleno, la salsa de arándanos, los trozos de focaccia restantes cortados por la mitad en diagonal y sirva caliente.

POR PORCIÓN: 445 calorías, 33 g de proteína, 47 g de carbohidratos, 13 g de grasa (3 g saturada), 67 mg de colesterol, 895 mg de sodio, 3 g de fibra.

Daniel Scherotter, chef ejecutivo de Palio d 'Asti y su spin-off, Paninoteca Palio d'Asti, dice que un panino a la parrilla, como este, es solo un sándwich prensado a la parrilla que se puede hacer en una sartén si no lo hace. poseer una prensa de panini.

INGREDIENTES:

12 a 16 onzas de carne de pavo oscura cocida

4 onzas de salsa de arándanos rojos enteros o puré de ñame cocido

4 panecillos resistentes, cortados por la mitad u 8 rebanadas de pan

4 rebanadas gruesas de queso a elección (opcional)

Lechuga a elección (opcional)

INSTRUCCIONES:

Combine la carne de pavo (no es necesario que esté en rodajas limpias), el bourbon y la salsa en una cacerola mediana. Lleve a ebullición, reduzca el fuego y cocine a fuego lento hasta que la carne esté muy tierna, revolviendo ocasionalmente y agregando agua si la mezcla se seca demasiado y corre el riesgo de pegarse al fondo de la sartén.

Retirar del fuego y enfriar brevemente. Agregue la salsa de arándanos o ñame o ambos, si lo desea. Prueba la sal y la pimienta.

Unte los lados cortados de los panecillos con mostaza. Coloque la mezcla de pavo en las mitades inferiores. Agrega queso opcional. Cierre los sándwiches y cocine en una prensa para panini o en una sartén pesada, cargada con otra sartén o un ladrillo envuelto en papel de aluminio, hasta que estén bien dorados por ambos lados.

Adorne con lechuga, pepinillos y cebolla opcionales.

POR PORCIÓN: 415 calorías, 30 g de proteína, 37 g de carbohidratos, 9 g de grasa (3 g saturada), 73 mg de colesterol, 689 mg de sodio, 1 g de fibra.

Este sándwich de Carlo Middione, chef / propietario de Vivande Porta Via en San Franciscois, es un despegue en un croque monsieur. Si no tiene focaccia, use pan de sándwich francés en su lugar.

INGREDIENTES:

8 piezas (4 x 4 pulgadas) de cebolla y aceituna u otra focaccia, de aproximadamente 1 pulgada de grosor, cortadas por la mitad

12 onzas de carne de pavo oscura o mixta blanca y oscura, en rodajas

8 rodajas finas de Fontina o Taleggio, alrededor de 4 a 6 onzas

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, más si es necesario

INSTRUCCIONES:

Coloque 4 piezas de focaccia sobre una superficie de trabajo. Divida el pavo entre ellos. Condimentar con sal y pimienta. Cubra cada sándwich con 2 lonchas de jamón y 2 lonchas de queso. Cubra con las rodajas restantes de focaccia. Combine los huevos, la leche, la sal y la pimienta en un batidor de tazón poco profundo para combinar. Remoje los sándwiches, uno por uno, en la mezcla de huevo durante aproximadamente 1 minuto por lado.

Caliente el aceite en una sartén grande. Freír los sándwiches por ambos lados, en lotes si es necesario, hasta que estén dorados por ambos lados. Cortar por la mitad. Rinde 4 sándwiches

POR SANDWICH: 695 calorías, 49 g de proteína, 32 g de carbohidratos, 41 g de grasa (13 g saturada), 237 mg de colesterol, 1258 mg de sodio, 2 g de fibra.

La mayonesa con hierbas, el aceite de semilla de calabaza y el vinagre de jerez le dan un toque sofisticado a esta adaptación de un favorito de Fran Scibelli, chef de delicatessen en Dean & amp Deluca en St. Helena.


Interacciones del lector

Comentarios

Michael, la receta de salsa de Chris Prosperi está publicada en el sitio, como probablemente pueda ver. ¡Buena suerte, es delicioso! ¡Feliz día de acción de gracias! & # 8212 Fe

Realmente no es la salsa simple que discutió en el programa. El que tiene salsa Worcestershire y ese sabor británico.

Derecha. El que le interesa está vinculado en la Nota de receta, o encuéntralo aquí . ¡Feliz día de acción de gracias!

Hola Chris. Me gusta la idea de & # 8220hace adelantado & # 8221, pero estoy friendo el pavo, así que no gano & # 8217t tiene goteos. ¿Esta salsa es buena sin los goteos o hay una sustitución para ellos? ¡Gracias y disfruten las vacaciones! -JB

JB, acabo de conversar con Chris Prosperi y él dice que tienes dos opciones. Podrías ir a un supermercado importante y comprar cuellos de pavo y menudencias, y cocinarlos a fuego lento en la salsa durante 20 minutos. Colar y servir. O, y esto es lo que hago, preparar la salsa como Chris instruye, pero cuando cocine las cebollas, agregue 5 tiras de tocino. (No necesitará el aceite.) Ese sabor a tocino le dará un sabor carnoso. ¡Disfrutar! & # 8212 Fe

He estado trabajando para perfeccionar mi salsa de pavo para que el día de Acción de Gracias sea menos estresante. Con dos semanas de antelación compro baquetas y alitas en el mercado y las aso a fuego alto en el horno. Después de sacar de la sartén y disfrutar de un banquete previo al Día de Acción de Gracias, agrego caldo de pollo o pavo a la sartén y raspo la grasa. En este punto, puede agregar jerez o oporto y continuar reduciendo o agregando algunos goteos de tocino, si lo desea. Guárdelo en un recipiente para congelador y agréguelo a su goteo el Día de Acción de Gracias y continúe con su método para hacer salsa. Tiene un sabor muy concentrado y rico. Disfrutar.

Marie, eso suena fabuloso. ¡Muy impresionado! Saludos, Faith Oye, visítanos también en Facebook. Si le gustamos cuando esté allí, le enviaremos nuestro Hot Tip Feed.

¡He disfrutado de tu programa durante años! Acabo de entrar en la computadora después de décadas. Sigan con el buen trabajo manteniéndonos al tanto de las cosas & # 8230. ¡Que tengan unas vacaciones deliciosas!

Bueno, muchas gracias, Charles, ¡y una cálida bienvenida a Internet! & # 8211 Robyn

¿Es esta la misma receta que discutiste al agregar el Marmite? Si es así, ¿cuánto sugieres? Estoy tratando de hacer esto menos la grasa de pavo y el tocino para que sea vegetariano.

Aquí & # 8217s el más reciente que Chris mencionó en el programa: https://foodschmooze.org/recipe/chriss-super-simple-gravy/ (también vinculado en la Nota de receta). ¡Feliz día de acción de gracias!

¡Gracias! Feliz Día de Acción de Gracias para ti también.

En el programa del 29 de octubre con Ina Garten, Faith comentó sobre el hecho de que los productos horneados sin gluten a menudo tienen un sabor metálico. Estoy bastante seguro de que se debe a las cantidades excesivas de polvo de hornear que se requieren en muchas recetas de GF.


¡Dejemos que & # 8217s hable de Turquía! Parte 2 y # 8211 Sándwiches de pavo caliente

Tengo este extraño sueño de cocinar todos los sándwiches americanos. ¿Por qué? Porque los sándwiches son deliciosos, no terriblemente complicados, y son una excelente manera de aprender sobre la historia y la geografía de los Estados Unidos. Antiguo y nuevo, este y oeste, norte y sur, estados rojos y azules. Es un proyecto que me propuse hacer varias veces y luego estuve demasiado arruinado u ocupado para llevarlo a cabo, pero en esta época de burbujas y divisiones parece una causa noble. Después de todo, ¿quién puede odiar un sándwich? Ambos son deliciosos y apolíticos. Tal vez los sándwiches son justo lo que necesitamos para sanar las brechas en nuestro país y reunirnos de nuevo & # 8211 en una mesa de picnic, bajo el sol, pasando las servilletas, hablando de las cosas en las que todos estamos de acuerdo.

La T grande es una cucharada, la t pequeña es una cucharadita, la c es una taza.

¿Tiene alguna casualidad sobras hoy?

Hagamos que eso funcione para nosotros y echemos un vistazo más de cerca a ese pájaro All-American, el pavo.

Espera & # 8230, ¿estás teniendo un deja vu de nuevo? ¿No hicimos ya este artículo?

No, no lo hicimos, porque esos eran sándwiches de pavo FRÍOS. ¿Recuerda que le dije que pusiera su carne oscura en el congelador y la guardara durante una semana o dos? ¿Porque la carne oscura sabe mejor caliente y sobrevive mejor al proceso de congelación y descongelación que la blanca? Sí, lo decía en serio.

Aunque está bien si no me crees. Puede preparar estas recetas con cualquier resto de carne de pavo o pollo que haya estado merodeando por su cocina haciendo muchas preguntas curiosas. Incluso podrías cocinar un poco de pollo o pavo SOLO para hacer estas recetas. Incluso podrías conseguir uno de esos pollos asados ​​en el supermercado y usarlo. No le exigiré que revele sus fuentes.

Nota sobre las cantidades & # 8211 Me costó mucho ser coherente con mis cantidades en estos sammies. Medí un poco, pero los niños jugaban con las tazas medidoras la mayor parte del tiempo, así que lo miré. Además, mucho depende del hambre que tenga y de cuántas personas esté alimentando. Es más o menos algo en estas recetas & # 8211 use su juicio y deje que su apetito y preferencias personales sean su guía.

Recuerde, siempre puede agregar más si lo necesita, pero quitarlo nuevamente podría terminar en facturas de limpieza en seco.

La última vez que dejamos nuestras intrépidas sobras de Acción de Gracias, decidimos que llamar a lo que es, en esencia, un sándwich (el sándwich sobrante de la cena de Acción de Gracias con todo en él) con tres nombres diferentes (el Puritano, el Peregrino y el Gobbler) era demasiado confuso. Así que nosotros, refiriéndome a mí, tomamos la decisión ejecutiva de que de ahora en adelante el puritano será pavo y arándanos rojos & # 8211 ¡tan puro! & # 8211 y el Gobbler será este sándwich totalmente oscuro por el que tengo una nostalgia juvenil. Esto es lo que te conseguirá elegirme como tu benigno dictador. Los trenes llegarán allí eventualmente, lo prometo.

Eso nos deja con el Peregrino. Espero que les guste el almidón, porque este sándwich contiene más almidón que todo el guardarropa de Downton Abbey durante toda su sexta temporada.

Carne de pavo picada / desmenuzada

Una cucharada de relleno sobrante ( Usé relleno en caja desde que mi relleno casero se acabó hace mucho tiempo, y lo fui liviano ya que el relleno + pan parecía mucho almidón. De hecho, creo que este fue un buen intercambio, porque el sabor salado del relleno en caja funcionó aquí. )

Una cucharada de puré de papas y # 8211 con mantequilla, no querrás que estén secos (¡aún más almidón!)

Una cucharada de chutney de arándanos o una conserva similar apta para la carne (Me volví rebelde y usé jalea de pimienta, ya que tenía un poco a mano. Por favor, consulte "Sobre nuestras sobras inexistentes" a continuación)

Salsa sobrante (Necesitaba más de lo que tenía. Usé un paquete de salsa para probar esto, no hecho en casa, y necesitaba al menos 3 paquetes para que los cinco tuviéramos suficiente. Solo usé 2. No obtuve mucho, desinteresadamente sacrificar mi salsa por el bien de mi familia. Soy una especie de héroe. Usé salsa de pavo, pero puede haber sido mejor con salsa de campo).

Opcional & # 8211 macarrones con queso (Muchas personas, incluido yo mismo, a menudo preparan macarrones con queso caseros como acompañamiento de Acción de Gracias. Este año no lo hice y me lo perdí. Creo que hubiera sido bueno aquí, aunque con almidón).

Opcional & # 8211 ñame o camote (No tenía estos, así que no los probé)

Opcional & # 8211 Condimentos, lechuga, tomate, etc. (Vi varias recetas de Peregrinos que pedían mostaza, mayonesa, lechuga, tomate e incluso una vez, cebolla y pepinillos. No puedo imaginar que ninguna de estas cosas sea una buena adición y no puedo recomendar ninguna de ellas, pero sigue tu felicidad)

Sobre pan: Mientras prepara sándwiches fríos, puede recordar que en su mayoría sabían mejor con panes integrales. No es así con los sándwiches calientes de pavo. Pan blanco hasta el final. Usé un hoagie para The Pilgrim, pero cualquier pan blanco firme de buena calidad funcionará. Sin embargo, no usaría masa madre.

Sobre nuestras sobras inexistentes: Ahora, me doy cuenta de que probablemente ya te has comido o tirado tus otras sobras (yo lo hice), pero vamos a fingir que no lo hicimos. Si come tales cosas, use una caja de Stove Top, mezcle un poco de puré de papas en polvo (los de la marca Idahoan son mejores de lo que podría pensar, pero Betty Crocker & # 8217s son horribles), un paquete o dos de mezcla de salsa seca, y un poco de chutney de arándanos (abrir una lata entera de salsa de arándanos para un sándwich me parece un desperdicio). Si no puede encontrar o no le gusta la salsa picante de arándanos, usaría gelatina de pimienta (usé gelatina de pimienta) o mermelada de cereza o puré de manzana o incluso un poco de mermelada & # 8211 usted solo quiere una salsa dulce con un sabor más complicado perfil que Smuckers de fresa.

Si no come esas cosas, simplemente guarde esta receta para cuando tenga sobras de las fiestas a la mano.

En ñame enlatado & # 8211 Encuentro ñame enlatado prácticamente incomible. Entonces, si quieres ñame en tu peregrino, planearía cocinar un ñame para la ocasión y renunciar a los ñames enlatados. Y si nunca ha probado los ñames frescos y cree que los odia, pruebe el verdadero McCoy antes de descartarlos por completo.

Aquí está mi receta para los mejores ñames de todos los tiempos & # 8211 si crees que no te gustan los ñames, pero todo lo que has comido son cazuelas de ñame realmente complicadas (especialmente si están hechas con ñame enlatado) con malvaviscos / piñas / nueces u otros extraños ingredientes, prueba este en su lugar.

Batatas. Al igual que con muchas cosas en la vida, como las películas de amor y superhéroes, solo son malas cuando son demasiado complicadas.

Los ñames confitados más fáciles del mundo

Ñame o batatas (Prefiero las batatas, mi esposo prefiere el ñame. Esta es como la historia de O. Henry más corta del mundo).

azúcar morena (Una amplia oferta)

Pele, pique y hierva la cantidad deseada de camote o camote hasta que estén tiernos. Escurrir bien y transferir a una cazuela y cubrir con una capa de azúcar morena. No una pizca, una capa. Por lo general, uso una generosa taza de azúcar morena para 4 camotes, pero es más o menos una cosa & # 8211 si le pones demasiada azúcar, simplemente se derrite de todos modos, así que es mejor pecar de demasiado en lugar de muy poco. NO cubra & # 8211 si desea que gran parte de la humedad de los ñames se seque al horno. Hornee en el horno & # 8211 en la rejilla superior & # 8211 a 350 durante 45-50 minutos o incluso más hasta que el azúcar se haya derretido por completo y se haya caramelizado alrededor de las papas (si aún ve migajas visibles de azúcar en ellas, cocínelas por más tiempo).

Sé que parece que esto debería tener mantequilla o sal, pero resiste la tentación hasta que los hayas probado sin ellos. Los ñames tienen pequeñas cantidades de sodio natural y no creo que necesiten (o mejoren de ninguna manera) con la adición de nada salado. O aceitoso para el caso. Serán dulces muy bien con el azúcar moreno solo.

Ensamblaje sándwich: Para armar The Pilgrim, básicamente estás tratando de colocar todas estas cosas en un sándwich. Terminé poniendo un hoagie en un plato y luego lo abrí. Mi esposo dijo que necesitaba mantequilla & # 8211 aunque creo que esto podría mitigarse si uno usa la opción de macarrones con queso & # 8211 y se salta el componente de jalea de pimienta. Puede pensar que “los ñames no pueden ser buenos en esto” y omitirlos también (lo cual hice porque estaba fuera) PERO los ñames confitados con relleno y macarrones con queso son realmente buenos. Sé que parece que no debería ser así, pero lo es.

Debatí sobre qué sería mejor & # 8211 calentar antes y ensamblar después de usar los alimentos calientes, o ensamblar frío y calentar después. Como estaba armando esto usando sobras que no existían, casi todo lo que usé ya estaba caliente, así que lo seguí y luego le di a todo un poco de calor extra del microondas justo antes de servir. Pero si está usando sobras frías, consideraría poner todo junto y luego recalentarlo & # 8211 cubierto & # 8211 en el horno. Es realmente demasiado denso para microondas de manera efectiva si está totalmente frío & # 8211 los bordes se exagerarán antes de que el medio se caliente. Además, calentar sándwiches en el horno les da una agradable calidad tostada.

Análisis sándwich: El Peregrino parecía más un truco que un sándwich. Estuvo bien, y super Acción de Gracias, pero no pude evitar desear un poco menos de cosas. Puede ser necesario un poco de discernimiento. Hasta la paciencia puritana. A mi esposo le gustó, pero recuerde que fue inteligente y se saltó la jalea de pimienta. Quizás los arándanos hubieran funcionado mejor, pero lo dudo.

La salsa y la jalea no son una combinación hecha en Sandwich Heaven.

Sospecho, dada mi extraña afinidad por el ñame con relleno y macarrones con queso, que la iteración óptima de este sándwich podría ser pavo, relleno, macarrones con queso caseros y ñame confitado. Es probable que me salte las patatas y la salsa en este caso. (Por la presente denomino Hereje al sándwich de pavo, relleno, macarrones con queso y ñame confitado). Pero tomemos este sándwich por lo que es: pan con todas las sobras de Acción de Gracias amontonadas. Como buenos peregrinos, si sabe más a un cuadro de El Bosco que a un bocadillo, será nuestra penitencia.

Es El Peregrino, peregrino. La imprevisibilidad está dentro de su naturaleza. ¿A dónde irá? ¿Quién puede decir? Solo Dios. Déjelo deambular por allí y pregúntese: "¿Adónde vagará?"

El sándwich especial Blue Plate

Un plato azul especial en su forma que no es un sándwich es una cena barata, todo en uno, que se sirve apócrifamente en un plato azul. La leyenda sostiene que durante la Depresión, alguna empresa hizo un montón de platos baratos que eran azules o tenían un patrón de sauce azul. Eran tan baratos que todos los restaurantes los compraron y sirvieron una comida barata por 2 bits (que pueden ser 10 centavos, 20 centavos o un cuarto, dependiendo de con quién hables, y si estás hablando con un pirata, él lo hará). corte un doblón en 8 pedazos y déle dos de ellos & # 8211 los 2 pedazos originales).

Pero como suele ser cierto, el mito no parece tener una base de hecho, ya que los "especiales de plato azul" se publicitaron ampliamente durante los años veinte y se remontan al menos hasta 1892. Lo más probable es que los especiales de plato azul se sirvieran originalmente en Harvey Houses & # 8211 la primera cadena nacional de restaurantes en Estados Unidos. Harvey Houses eran comedores que se construyeron directamente en las estaciones de tren y el primero fue en Topeka, Kansas, en 1872. (Este es nuestro sándwich oficial de Kansas, y & # 8217todos). Hasta entonces, la gente tenía que llevar su propia comida a los trenes & # 8211 y si alguna vez has comido en un tren moderno, sabes que sería una mejora. Pero en la época de las Casas Harvey, la comida del tren era muy rica.

El fundador de Harvey Houses, Fred Harvey, era conocido como un fanático de la limpieza y la calidad de la comida. Entonces, el ferrocarril de Atcheson, Topeka y Santa Fe, reconociendo algo bueno cuando vieron uno, se asociaron con Harvey Houses para construir Harvey Houses cada 100 millas a lo largo de todo el AT + SF e incluso transportaron ingredientes frescos en tren a cada Harvey House. . Al final de la era de Harvey House, había 47 restaurantes, 15 hoteles de Harvey House y 30 vagones comedor de Harvey House en Atcheson, Topeka y Santa Fe. Las Harvey Houses fueron tan populares que ayudaron a crear la industria del turismo en el suroeste de Estados Unidos, convirtiendo al Gran Cañón en algo oficial y probablemente conduciendo directamente a la creación del programa de televisión. Breaking Bad.

La existencia generalizada de Harvey Houses es una de esas cosas que he descubierto en el transcurso de estos artículos en los que me rasco la cabeza y me pregunto si nunca supe sobre este sabroso trozo de americana. Conozco muchas tonterías relacionadas con la comida y, sin embargo, nunca supe de Harvey Houses. Parece una brecha enorme e inexcusable en mi conocimiento. Tuve que leer El barril de amontillado 17 veces durante mis años escolares & # 8211 seguramente, durante una de esas relecturas paralizantes, podría haber estado aprendiendo sobre Harvey Houses. Parece que el Departamento de Educación había invertido mucho más en enseñarme cómo sepultar a mis enemigos que en momentos importantes en la historia de los restaurantes. ¡Pero ambas cosas son igualmente importantes!

Anyhoo, The Blue Plate Special Sandwich es una comida completa & # 8211 carne, patatas y salsa, pan & # 8211 a un precio muy bajo. Sin sustituciones, sin pedidos especiales. Obtienes lo que obtienes y no haces un ataque. En un plato azul tradicional especial, el rollo suele aparecer en el lado del plato azul con una de esas palmaditas de mantequilla irritantes y duras como una roca. Pero como se trata de un artículo de sándwich, vamos a tratar el panecillo como nuestro pan.

Dado que es un sándwich bastante fácil, preparemos un poco de pan. Da la casualidad de que tengo una receta de panecillo realmente buena. Está adaptado de El libro de cocina Victory Garden, (Edición de 1982), que es un libro de cocina maravilloso que recomiendo rastrear si le gustan las verduras pero solo las ha experimentado en paquetes con el sello del Jolly Green Giant. Sugerencia útil: nunca compre un libro de cocina de verduras elaborado entre 1985 y 2005, porque todos estaban obsesionados con los alimentos saludables durante ese período de tiempo. Al menos hasta finales de 2005, cuando llegamos a la conclusión de que todos moriremos sin importar lo crujientes que estén nuestras verduras. TVGC es de una era en la que la comida todavía se trataba de vino, mantequilla, trozos de tocino y cremas tanto agridulces como agrias, y lo más importante de todo, cocinar verduras hasta que estén listas. Más, El jardín de la victoria es una institución estadounidense en sí misma, el programa de televisión estadounidense más antiguo y de mayor duración sobre jardinería.

Rollos de patata de Jane (o pan)

2 paquetes de levadura seca (Solo uso un par de cucharadas, creo que la levadura es una criatura muy indulgente)

1 cucharada de sal (esto parece demasiada sal. Nunca uso esta cantidad completa)

1 papa pelada (desea terminar con una taza de puré de papa más o menos al final de todo esto, así que seleccione su papa en consecuencia).

5-7 tazas de harina (el pan es una cosa tan irritable, especialmente los panes de papa)

Pique la papa pelada en trozos pequeños para que se cocine rápido y hiérvala en el agua hasta que los trozos de papa se puedan hacer puré (he usado una mezcla de puré de papa en polvo en lugar de la papa real, pero descubrí que requiere tanto trabajo como hacer muchas ecuaciones de medición y matemáticas para terminar con precisamente una taza de puré de papa). Tritura la papa tan bien como puedas y deja caer la barra de mantequilla para ayudar a enfriar el líquido más rápidamente. Deje que la mezcla de papa / agua / mantequilla se enfríe hasta que esté tibia (no se sienta tentado a apresurar esto, matará la levadura si el agua está demasiado caliente). Una vez que la mezcla se haya enfriado y la mantequilla se haya derretido, transfiérala a su tazón y agregue la levadura, la sal y el azúcar. Déjelo reposar durante unos minutos hasta que la levadura comience a solidificarse (espuma y burbujas) y luego mezcle 2 tazas de harina hasta que esté bien combinada.

Agregue una taza más de harina y mezcle nuevamente. La masa debería verse un poco más "pastosa". Luego, agregue con cuidado la siguiente taza de harina y evalúe la situación. Aquí es donde tienes que usar tu instinto y # 8211 demasiada harina es un desastre, peor que no lo suficiente, así que erra por el lado de menos, incluso si la masa es un poco pegajosa y tienes que engrasar tus manos para tocar eso. (Recuerde, el error número uno que comete la gente cuando hornea pan es ponerle demasiada harina. Use el mínimo mínimo). La masa de papa es una masa densa y pesada incluso en circunstancias ideales, así que opte por el lado de un poco menos de harina en lugar de demasiado.

Es probable que deba agregar 5-6 tazas, tal vez incluso hasta 7, dependiendo del tamaño de la papa, pero al final debe tener una masa ligeramente pegajosa, pero no DEMASIADO pegajosa, para trabajar. Ponlo en un lugar cálido y déjalo crecer hasta que se duplique & # 8211 muchos libros dicen que esto toma 2 horas más o menos, pero mi pan siempre se ha duplicado mucho más rápido que eso.

Mientras tanto, querrás engrasar un molde rectangular, como si pusieras una lasaña o un bizcocho. El mío es de 13 ½ por 10 pulgadas, lo que parece ser un tamaño algo extraño probablemente porque lo compré en una venta de artículos usados ​​en la iglesia en lugar de Williams Sonoma, pero 13 por 9 también funcionará.

Con las manos ligeramente engrasadas, divida esta masa en 12 (o 18, o 24, porque 12 hacen algunos rollos bastante grandes) piezas de tamaño bastante igual y colóquelas en su sartén en una matriz de 3 & # 2154 (o 3 & # 2156 o 4 & # 2156 dependiendo de cuántas bolas de masa hayas hecho (tus rollos cambiarán de tamaño en consecuencia). Mientras coloca las bolas de masa en su lugar, enróllelas entre las palmas engrasadas para darles una bonita forma redonda. Deje que los rollos se eleven nuevamente hasta que se dupliquen, sin importar el tiempo que tome. Sus lados terminarán tocándose & # 8211 que es de esperar. Una vez que estén horneados, podrá romperlos fácilmente a lo largo de estas fallas de levadura. Puede saber que sus rollos están listos para hornear cuando los pincha y deja una huella duradera. Hornee a 350 durante unos 30 minutos (¡pero verifique después de 20, y luego nuevamente a 25!).

Entonces, ahora que tenemos nuestros rollos, en The Blue Plate Special.

Si tienes un plato azul, es genial, si no, yo

podría utilizar una placa de color diferente. Si usted tiene que. Sin embargo, no me lo cuentes. Dejame soñar.

Sobras de pavo o pollo (pedazos o rodajas o trozos)

Puré de papa sobrante (Los usé en caja y eran buenos, y también en consonancia con el espíritu de un restaurante al borde de la carretera. También querrá que sean un poco más delgados, no muy gruesos).

Salsa (Vas a necesitar mucha salsa. Aprendí mi lección de The Pilgrim e hice salsa extra, por valor de 3 paquetes enteros, y también usé salsa de campo, que fue realmente buena aquí. Si eres un humano de mejor calidad que yo, por favor use casero y dígame lo increíble que fue).

Ensamblaje sándwich: Divide tu rollo por la mitad. Si usa panecillos comprados en la tienda, es posible que necesite dos & # 8211 que desee aproximar un par de piezas de pan, o un hoagie, solo hecho con panecillos. Unte sus panecillos con esa mantequilla suave y agradable y colóquelos, con la cara abierta, en su plato. Cubra con pavo, luego el puré de papas caliente, más mantequilla y salsa por encima. Olvida que alguna vez escuchaste la palabra “colesterol”.

Guarniciones sugeridas: Technically, if you want to go full Blue Plate, you’d have some sort of vegetable with this. Buttered corn or string beans or those peas and carrots mixed together. Or perhaps a small bowl of iceberg lettuce mixed with a few tidbits of shredded red cabbage, floating in a pool of greasy French dressing. For dessert, chocolate pudding from a can or a square of red jello with a swirl of whipped cream on top. And coffee. Lots of black coffee.

Also, someone needs to invent a scented candle called “old grease and cigarette smoke” to be burned during meals such as this. And wear a hairnet if you have one.

Sandwich analysis: This sandwich really did feel like it came from another time. En el buen sentido. Classic. So so so so good. We all liked this. The boys asked for seconds and NOT in exchange for dessert. Plus, it was a very affordable meal and it was easy (which between making sandwiches and writing about sandwiches, I needed a gimme here).

The Blue Plate Special Sandwich totally gets my atomic Sandwich Seal of Approval.

Our previous turkey sandwiches, both hot and cold, have been pretty darn Thanksgiving-y. They taste like fall and hayrides and football games and sweatervests and you want to wash them down with a big glass of cider.

But most of us are looking down the barrel of a loaded Festivus pole right now. You’re probably wondering, “But Kristin, I have people coming over in a couple days and do you have anything I can cook for them from my Thanksgiving leftovers that seems more in keeping with the spirit of the season?” and the answer is of course I do! And even better it’s also super all-American and historical.

Delmonico’s was a New York institution of a restaurant started by a family of Swiss immigrants that opened in 1823, burned down several times, and then closed permanently in 1923. Isn’t it weird to think about that? A world famous restaurant that lived for 100 years and then died� years ago? That’s crazy. Kind of puts the transitory nature of the ol’ human life into perspective, doesn’t it? Just think, someday, someone in the future will be writing an article about the 21st century and and the Kardashians will thankfully be no more than a minor historical footnote therein.

People like Dickens, Tesla, and Napoleon ate at Delmonico’s, although maybe not at the exact same time. In 1927 an enterprising guy named Oscar Tucci bought the name and location right out from under the then-impoverished Delmonico family. After enjoying a hearty run as a speakeasy, he kept the joint going after Prohibition by serving the exact same recipes that the Delmonico family used, calling this “new” restaurant he had totally just invented “Oscar’s Delmonico”. He did this without the Delmonicos’ permission, which seems like a really dickish thing to do. Apparently humans were big fat jerks even back in olden times. After Oscar, some entrepreneur or another has kept the name going ever since but the realio trulio Delmonico’s was dead and gone a century ago.

An interesting tidbit about Delmonico’s is that it was the first American restaurant that allowed people to order a la carte. In the past, when dining at restaurants you had no options. You had to order table d’hote which meant you had to order a whole meal at set price. No one asked “soup or salad”, they made that decision for you and you had to pay what they said you had to pay even if you most certainly did NOT want fries with that. It was a major advance to be able to order a separate appetizer, entree, dessert all for different prices and Delmonico’s started it.

It is said that eggs Benedict, baked Alaska, lobster Newburg, and yes, indeed, Chicken a la King were invented at Delmonico’s, among many other specialities. Most of these recipes are said to have been invented by the head chef at the original Delmonico’s, a guy named Charles Ranhofer. Or possibly this other head chef at the original Delmonico’s, a guy named Alessandro Filippini. Or maybe some people who were not even associated with Delmonico’s. Like so many recipes, their true origins are really lost to time.

I used several recipes I have from old cookbooks to come up with the recipe below. All the recipes I have for Chicken or Turkey a la King make a MASSIVE amount of food suitable for serving from a chafing dish to the entire Ladies Auxilliary so I have cut it down to a family size meal. If you need more, it’s easy enough to increase the amounts.

The equivalent of two breasts of chicken or 2 ½ c leftover turkey cut into bite size pieces (you can make this recipe with raw poultry, which may be handier for you. It was for me as I was out of turkey by the time I got to this recipe.)

A stick of butter, plus extra butter for your toast points

One green pepper and one red pepper, minced (if you’d like, you can sub in a jar of pimientos for the red peppers here. According to my cookbooks the pimiento is authentic, but I like red peppers because I am a mother and they have a lot of Vitamin C. Mothers are always on the hunt for Vitamin C. You gotta have both red and green, though. It’s festive. Also, remember, cutting your veg into smaller pieces makes for quicker cooking and easier eating.

Generous amount garlic, minced

1 c chicken broth or water (broth is better, but if you use a lot of garlic and salt, it hardly matters)

Salt, paprika, parsley, and black pepper to taste

Pan de molde (gotta be white)

Optional: ½ c frozen Peas (I didn’t, but you can.)

Optional: Splash of wine or sherry (Alcohol doesn’t last long in this house, but it would have been good)

Optional: Nutmeg (Y tho?)

On cooking raw chicken if using it: If you’re using the raw chicken option, melt the butter and cook the chicken in the butter till it’s about halfway done, then add the garlic, peppers, mushrooms, and frozen peas, if using, and cook them. By the time the veggies are done, the chicken will be too, and without overcooking it into rubber. (DO NOT add the garlic too early, as garlic cooks fast, and burnt garlic is inedible.)

On nutmeg: If you haven’t picked up on this already I think that too much and the wrong type of seasoning ruins a LOT of recipes, especially for novice cooks who don’t know any different. Let my sad experience be your guide. I spent years wondering why I was a horrible cook and why no one enjoyed my tuna casseroles with cinnamon in them or my desserts that contained allspice and rosemary. It was a hard earned lesson I eventually learned, that just because some idiot writing dozens of recipes to meet a deadline for Mejores casas y jardines puts a large quantity of exotic spice into a dish, those of us cooking at home don’t have to include it in our version of the same. So while nutmeg was included in many versions of Chicken//Turkey a la King that I read, it just didn’t feel right to me.

Sandwich assembly: Melt the butter in a saucepan, and cook the garlic, peppers, mushrooms, raw chicken and frozen peas if using them. Let this concoction cool a bit and then whisk in your flour. I’d also add the wine or sherry at this point if you’re using it, to let everything blend. It will be like a paste now. Then add the milk and broth/water if you’re using it and return to the burner. Over low heat, stirring constantly (you’re trying to dissolve that paste of butter and flour you made – use a whisk if you have one, it will help), cook till your sauce is thickened and bubbly. You may need to add a little more milk or broth – it all depends on how much liquid your vegetables release. Don’t be tempted to crank up the heat to get it cooked faster – you want to give your butter/flour paste time to melt into the liquid. If you cook the sauce too fast, it will be lumpy and not velvety like it should be.

If you have a helper, have them toast your bread in the meantime and butter it lightly. If they cut the crusts off the bread and slice them into triangles, that’s what is called “toast points” and is the traditional way chicken a la king is served. I never bother. If you don’t have a helper, try to do this yourself but keep stirring the sauce so it doesn’t burn or lump.

Once the sauce is very nearly done, that’s when you’ll add your cooked, leftover turkey if you’re using that. Then you’ll heat the meat in the sauce (you could preheat it first if you’d like to be sure the sauce doesn’t cool too much).

Taste the sauce. It will need salt desperately, pepper to some extent, paprika in passing, and parsley perhaps. Nutmeg, if that’s your thing.

Serve the sauce over the buttered toast points. (You can, of course, serve this over rice or noodles instead, but I’ve tried both and neither are anywhere near as good as the toast.)

Suggested side dishes:

Remember that big jerk Oscar that bought the name and building of the Delmonico family when they were down on their luck, and then stole all their recipes too? Well, he actually invented this simple little old-fashioned salad so he wasn’t all bad. Every cookbook I own prior to 1985 has a version of Wedge Salad. It fell out of favor when eating more healthfully became a thing, but it’s making a comeback now that we’ve realized we’re gonna die eventually.

1 head iceberg lettuce (get a nice big fresh looking one, and not the sad spotted 50% off one)

Cooked Bacon (lots, crumbled into bits)

Blue cheese dressing (spring for the good stuff)

Optional: Blue cheese crumbles (I love blue cheese, but not everyone does)

Optional – fresh chives, minced (Get yourself some kitchen scissors. Kitchen scissors will mince your chives easily. I’ve never been able to mince chives into those pretty circles with a knife, but now that I have kitchen scissors I just cut them like trimming a Troll doll’s hair)

Optional: cherry tomatoes, cut into 4ths ( this sounded really good, but at this time of year cherry tomatoes are bringing in premium prices and I had to skip them)

Optional: sliced almonds (untested waters, but as I was eating this, I thought “this needs almonds”)

On coring and wedging an iceberg lettuce: Hold your lettuce in both hands with the core down. Bonk it – hard, but not brutally – on your countertop and the core will push up into the head and can then be easily removed. Then, using a sharp knife (just use a metal one, not one of those terrible plastic “lettuce knives”, you’ll have eaten the lettuce before it turns brown) cut the core into 6-8 wedges depending on the size of your lettuce head.

Salad assembly: On a pretty plate, chilled if possible, set a wedge of lettuce. Drizzle the blue cheese dressing over the top, and then sprinkle with the bacon bits and then the optional additions of the blue cheese crumbles, the tomato bits, the chives, and the almonds (or some combo of them all) I suppose if you really hate blue cheese dressing, you could sub in some other type of dressing here, but I thought it worked very nicely together.

Sandwich analysis: I love chicken/turkey a la king. I’ve made it many a time over the years and I always feel like a robber baroness as I eat it. The addition of the wedge salad makes this a fairly nice dinner for really not a lot of work, or expense. Open a bottle of wine and it’s a quick and dare I say, elegant meal you could serve to company.

My kids (as always) were less than thrilled about the peppers. My husband, who also likes a la king usually, did not appreciate the mushrooms, which I normally don’t add. But I liked the mushrooms and they added an air of grown-up-ed-ness that many of our nugget-based cuisine is generally lacking. As did the blue cheese, which perhaps unsurprisingly no one ate but me.

Now, you may be thinking “but there are still a lot of turkey sandwiches out there to be made! What about the Hot Brown? What about the Albequerque Turkey? And what about the Monte Cristoooooo??”

Some turkey sandwiches are simply too good to be relegated to the land of leftovers. Some turkey sandwiches are national institutions that deserve their own moment in the sun. Stay tuned, sandwich lovers!


Información nutricionalMostrar más

  • Cantidad por porción% del valor diario *
  • Calories 6.9
  • Calories from Fat 0.5
  • Total Fat 0.1g 0 %
  • Saturated Fat 0.0g 0 %
  • Grasas trans 0.0g 0%
  • Protein 0.5g 1 %
  • Cantidad por porción% del valor diario *
  • Cholesterol 0.2mg 0 %
  • Sodium 8.7mg 0 % Potassium 0 0 % -->
  • Total Carbohydrates 1.1g 0 %
  • Dietary Fiber 0.1g 0 %
  • Sugars 0.2g 0 %

* Los valores porcentuales diarios se basan en una dieta de 2,000 calorías.

Calificaciones y comentarios

Gracias por tu comentario. ¡No olvides compartir!

Informar sobre comentarios inapropiados

¿Estás seguro de que te gustaría informar de este comentario? Se marcará para que nuestros moderadores tomen medidas.


Build a Better Turkey Sandwich

BBQ Turkey Sandwich

THANKSGIVING IS MY favorite holiday, above all because I'm crazy about the leftovers. I buy a much bigger turkey than I need, and Thursday, while savoring the main event, I'm already envisioning ways to re-dish. But having consumed more than my share of turkey clubs and TLT's, as well as a plethora of turkey soups and salads, I've come to yearn for a road less traveled.

It seemed only fitting to turn leftovers from this most American of holidays into dishes reflecting our country's ever-more-diverse cultural makeup. The behemoth cemita—hailing from Puebla, Mexico, and a true wonder of the sandwich world—is named for the sesame-studded roll that traditionally encloses avocado, cheese, onions, chipotle chilies in adobo and a breaded cutlet or other meat, which I've replaced here with sliced turkey breast. In Puebla, papalo, a sharp and citrusy Mexican herb, is also a key player. North of the border, where the herb isn't always so easy to come by, cilantro is a good substitute.

The luscious Cubano, a ham, cheese and pork combo that's adorned with pickles and hot-pressed, panini-fashion, within a loaf of Cuban bread, is a staple in Havana and Tampa alike. Some Cubano-makers swap out the ham for Genoa salami I've substituted turkey's dark meat for the pork. And I've done the same in my take on the sweet and spicy Southern BBQ sandwich, with delicious results.

For a lighter option, I pile sliced turkey along with an arugula-and-walnut salad onto Dijon mustard-slathered baguettes—sometimes adding Roquefort or Brie to the mix if I'm feeling more indulgent. And a Monte Cristo is always well worth its copious calorie count. As a child, I loved the classic ham, cheese and turkey combination encased in egg-dipped, crisped bread, dusted with powdered sugar and dolloped with sour cream and strawberry jam. An adult now and enamored of the strong and flavorful as well as the mild and sweet, I occasionally replace Swiss cheese with Parmesan or gorgonzola and pedestrian ham with prosciutto. But the turkey is non-negotiable.

The last of my turkey sandwich makeovers—a Southern-style open-face presentation of toasted cornbread topped with gravy-moistened turkey, bacony wilted greens and a scattering of tangy scallions—may be my favorite of the six. When a craving strikes, I've been known to roast up a chicken or turkey breast specifically for this sandwich. At this time of year, though, I'm thankful that I've got all the ingredients at the ready.


Turkey Sandwiches

Just because you almost outdid yourself with preparations for a magnificent feast yesterday doesn’t mean you can relax today. De ninguna manera. The hunger pangs will hit at the usual times and someone (probably you) will be expected to produce sustenance to assuage them.

You do, of course, have one break. This is one day when you can do a replay of yesterday’s repast with little harping from hungry souls about, “Leftovers, again?” The good old Thanksgiving dinner is always worth a repeat. It’s after that that one needs to be more creative.

So how do you recycle the old bird without amassing complaints? Think sandwiches. Not just ordinary sandwiches, mind you. Sandwiches with some zing. Sandwiches that artfully disguise the fact that the holiday feast is reappearing in slightly different form. We’re talking upscale sandwiches here. But we’re also talking sensible use of some delicious leftovers.

The extra stuffing, that half cup of cranberry sauce, leftover gravy . . . all can be utilized in the preparation of some knife and fork sandwiches that are hearty enough for a full meal. Some can be served hot, others cold. But the following recipes for turkey sandwiches will make diners forget they ever saw the bird in its original glory. These are good enough to stand on their own merits.

A turkey-bacon-and-tomato club sandwich is always a favorite, of course, and shouldn’t be bypassed as a possibility. However, it’s really quite possible to turn a slightly used turkey and its fixings into something more glamorous. Why not marinate those extra-nice slices of turkey breast or thigh, along with some sliced red and yellow peppers in an Italian-style vinaigrette for several hours or overnight? Then serve the combination with some bufalo mozzarella cheese on toasted pumpernickel bread with a sprinkling of fresh basil. You’ll have no complaints about this one!

Or, if you have a fair quantity of the odd-size bits and pieces of turkey that really need some help to make a successful sandwich, use them in a turkey loaf. This is a great way to use up some of the leftover vegetables and cranberries. We used celery, carrots, cranberries and bacon with the turkey in a lovely, light meat loaf that is equally good hot and cold. Serve it hot on a thick slice of sourdough bread (or French bread) with a rich tarragon-flavored gravy or serve it cold in a pita bread and garnish it with alfalfa sprouts and tomatoes. Either way, it will earn kudos from fellow diners.

These are just a couple of the sandwich suggestions that follow. Others call for leftover turkey to be seasoned with curry or combined with bean sprouts in an Oriental-style mixture. Still others utilize the leftover bird in additional appetizing ways. Give them a try. You’ll be surprised at how quickly the holiday feast truly turns into a disappearing act.


3. Turkey Sandwiches with Cranberry Relish, Stuffing, and Gravy

This sandwich will make you think it’s turkey day all year long. With a touch of cranberry, stuffing, and gravy piled onto a turkey-packed sandwich, this Food Network recipe, which yields 4 servings, gives you all of the key components that make up a tasty Thanksgiving meal. Note: This recipe calls for leftover stuffing and gravy, but if you don’t have leftovers to use, you can always make a fresh batch of both for savory sandwiches all week long.

  • 4 thick slices French Batard bread
  • 5 tablespoons mayonnaise
  • 10 ounces sliced turkey breast
  • ¼ de cucharadita de sal
  • ⅛ teaspoon freshly ground black pepper
  • 8 tablespoons cranberry sauce
  • Leftover stuffing
  • 6 ounces grated Emmenthaler cheese
  • Leftover gravy
  • Sweet potato chips for serving

Directions : Preheat the broiler. Lay the bread on a work surface and spread a little over 1 tablespoon of mayonnaise on 4 slices of bread. Place turkey slices on the bread and season with salt and pepper. Spread the cranberry sauce on the turkey slices. Pile some stuffing on top of cranberry sauce and top with some grated cheese.

Place under the broiler for about 5 to 7 minutes, until the open-faced sandwiches are heated through and the cheese is bubbling and golden. Meanwhile, heat the leftover gravy. Remove the sandwiches from broiler, ladle some gravy over the top, and serve immediately.


How to Make Creamed Chicken Sandwiches in a Slow Cooker

I recently used canned chicken for the first time in these Cheesy Chicken Stacks over on Goodeness Gracious. I was a little skeptical, but decided to give it a try&hellipand it was delicious! So when I ran across this recipe, I didn&rsquot hesitate to put in on my list of recipes to make! And well, the fact that it also has cream of chicken soup in it&hellipand I love cream of chicken soup&hellipdidn&rsquot hurt either. & # 128521

As we head into football season, there are going to be lots and lots of game day parties and get-togethers. I am always looking for something to bring that doesn&rsquot take all day long to make, but will still wow the crowd. (People ha This Crock Pot Creamed Chicken Sandwich recipe is super simple to throw together. Seriously. If you blink, you might miss the prep time for this yumminess.


Sausage Stuffing Loaf

Picture the scene, a long table laden with food, the pride of place going to a glossy, bronzed roast turkey surrounded by discarded paper hats, golden roast potatoes, sprouts, honey roast parsnips and ruby-red spiced cabbage happy, smiling faces of all ages look on at the feast whilst the harried cook hurries back to the kitchen to bring in jugs of gravy and little bowls of cranberry sauce. There’s carols playing on the radio, the hiss and crackle of a log fire and the fairy lights on the Christmas tree are twinkling in the background…….the dark outside is already stealing over the horizon and it’s taken an army of helpers to get the dinner on the table before the Queen’s speech at 3pm. Family arguments and disasters with toys and no batteries aside, this is probably the scene that will be played out in most family homes this Christmas day.

The reality is that there will be about four million people spending Christmas alone this year, with 10% being over the age of sixty five and the numbers rising for even older people. As well as this rather sad figure of solo diners, a recent report also indicated that there will be a higher number of couples spending Christmas alone, away from their immediate family as children move away from home (usually due to employment) and small communities are eroded – it’s all rather sad and another gloomy reflection of just how much society has changed over the last twenty to thirty years. And, it was after reading this survey that I decided to create a small Christmas dinner recipe for up to four people, or ideally for a couple with leftovers – a simple recipe that looks the part, is festive and tasty but that is suitable for a small Christmas dinner.

Today’s recipe for Bacon Wrapped Turkey Breast is easy to cook and, as I always test my recipes, I can report that it was indeed perfect for the just the two of us last Sunday, with ample leftovers for sandwiches, salads and another mini Christmas dinner meal. I used a 900g turkey fillet, (sometimes called a saddle) although a small crown would be suitable too, and I served it with a smaller version of my very festive Christmas Sausage, Sage and Bacon Stuffing Loaf, fresh Brussels sprouts, carrots, streamed potatoes and gravy. With two candles lit for the second Sunday in Advent and with a heavy white frost painting the roofs of the nearby houses and our garden shed, it felt suitably “Christmassy”, especially as I served it with cranberry sauce and on some lovely Penzance plates.

So, if you are spending Christmas at home and there are only two of you this year, then this is the perfect recipe for a very special Christmas dinner – you can freeze any leftovers if you wish, although I always love a post-Christmas dinner sandwich, such as my “leftover legends” The Great Christmas Turkey, Stuffing, Bacon & Cranberry Club Sandwich…….and, leftover turkey is a great excuse to make a turkey curry or a turkey pie. All that you need to complete this Christmas dinner for two, are Christmas crackers, the best linen and crockery and a glass or three of sherry, or whatever tipple takes your fancy. You can also prepare this with chicken breasts, as a meal for one maybe, or for two individual bacon wrapped chicken breasts, again, just serve with seasonal trimmings and a glass of something boozy.

Disclaimer: This is part of my Churchill China UK Blogger and Ambassador series of posts, and I am using The Caravan Trail Penzance patterned plates and salad bowl in my images.

For more of my Churchill China Posts, please visit the link here:


Ver el vídeo: Delicious Summer Buckwheat-Traditional Easy u0026 Quick-Monastic Recipe With Few Ingredients (Noviembre 2021).